Armenia y Azerbaiyán se acusan de vulnerar tregua tras choques mortíferos en la frontera

·2  min de lectura

Armenia y Azerbaiyán se acusan mutuamente de romper la tregua negociada el martes tras los peores enfrentamientos fronterizos entre ambos países desde la guerra de 2020, poniendo en peligro la negociación en marcha de un proceso de paz entre estos dos vecinos del Cáucaso, enfrentados por la región de Nagorno-Karabaj.

Al menos 105 militares armenios murieron, anunció el miércoles el primer ministro Nikol Pachinian, un balance muy superior al inicial de 49 uniformados provisto el martes.

Azerbaiyán, que contó 50 soldados muertos en su lado, propuso el miércoles devolver a Ereván los cuerpos de 100 militares armenios mientras llamaba a un alto el fuego.

Rusia, que considera el Cáucaso su patio trasero, había anunciado el martes la negociación de una tregua tras los choques, pero ambos bandos se acusaron de haberla violado al poco tiempo.

La escalada del martes se produce en un momento en que Rusia, aliado más cercano de Ereván, está ocupada con la invasión de Ucrania.

El miércoles, el ministerio de Defensa armenio dijo que "el enemigo relanzó su ataque usando artillería, morteros y armas de fuego de gran calibre en dirección a Jermuk y Verin Shorzha", en la frontera.

"Era imposible quedarnos en nuestras casas, porque ya había bombardeos graves (...). Pensábamos que nuestras casas se iban a derrumbar", explicó a AFP Vardanush Vardanian, de 66 años, residente de la aldea armenia de Sotk, ubicada cerca la frontera con Azerbaiyán.

El ministerio de Defensa azerbaiyano había acusado a las fuerzas armenias de "violar el alto el fuego (...) y bombardear posiciones azerbaiyanas cerca de Kalbayar y Lachín con morteros y artillería", acusaciones desmentidas por Ereván.

"Ni guerra, ni paz"


Leer más sobre RFI

Leer tambien:
Enfrentamientos en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán dejan decenas de muertos
Nagorno-Karabaj: Armenia pide a las fuerzas de paz rusas que actúen tras estallido de violencia