Armenia se acerca dividida a elecciones para atajar la crisis de la posguerra

·4  min de lectura

Tiflis/Moscú, 30 may (EFE).- Los partidos armenios se encaminan muy divididos a las elecciones parlamentarias anticipadas del 20 de junio, marcados por la crisis que estalló tras la guerra en Nagorno Karabaj y la desconfianza de la población en la clase política.

A pocos días del arranque oficial de la campaña electoral, fijado para el 7 de junio, son más de 25 los partidos y bloques que han manifestado su intención de participar en los comicios legislativos, los segundos que celebrará esa república exsoviética en dos años y medio.

"Estoy convencido de que el futuro lo vamos a construir juntos, por eso espero que al menos el 60 % de los ciudadanos den su respaldo al partido el Acuerdo Cívico", dijo el primer ministro en funciones, Nikol Pashinián, que preside la gobernante alianza Mi Paso, que integran el Acuerdo Cívico y Misión.

UN RESULTADO AJUSTADO

Al mismo tiempo, los sondeos efectuados en Armenia estos días dibujan otro escenario.

Así, una encuesta de la compañía MPG publicada este fin de semana sostiene que el partido de Pashinián no recibiría más del 23 % de los votos de los ciudadanos.

A su vez, el bloque Armenia, liderado por su principal rival, el expresidente Robert Kocharián, obtendría el apoyo del 17,5 % de los electores.

En unas declaraciones a Efe, el analista armenio Hrant Miakelián recuerda que a finales de abril un 27 % de los ciudadanos estaba dispuesto a apoyar a la fuerza de Pashinián, mientras su rival podía optar a tan solo el 10 % de los votos.

Sin embargo, un mes después los sondeos muestran "un acelerado ritmo de cambios" en las preferencias de los electores, lo que hace impredecible el resultado de los comicios.

Y es que la fuerza gubernamental va perdiendo apoyos conforme se acerca la fecha de las elecciones y aumenta la incertidumbre en torno al litigio fronterizo con Azerbaiyán, con el que Armenia tiene que delimitar su nueva frontera tras perder el control sobre vastos territorios en la disputada región de Nagorno Karabaj.

"Los procesos que suceden ahora en la frontera armenio-azerbaiyana (donde se registraron varios incidentes en las últimas semanas) aumentan la apatía entre la población y la demanda de seguridad, llevando a la caída de los índices de popularidad de Pashinián a un ritmo mayor del que se creía", explica Miakelián.

LUCHAS INTERNAS

La campaña preelectoral en Armenia, al igual que todos los meses posteriores a la guerra en el Karabaj, se caracterizaron por acaloradas discusiones entre el Gobierno y la oposición, que se acusaban mutuamente de las circunstancias que llevaron a la derrota en el conflicto con Azerbaiyán.

Las luchas internas traspasaron las fronteras de los comunicados oficiales para entrar de lleno en las redes sociales donde comenzaron a circular todo tipo de informaciones acerca de los políticos que pretenden participar en los comicios de este junio.

A la vez, la elevada cantidad de los rumores (algunos de los cuales se confirmaron con el tiempo) hicieron que muchos armenios dejaran de consultar con frecuencia sus medios favoritos, según comentan los propios internautas en sus redes sociales donde también expresan su hartazgo con la clase política en general.

LA OPOSICIÓN ABOGA POR CAMBIOS EN EL EJÉRCITO

El principal rival de Pashinián en las próximas elecciones ofreció ayer una conferencia de prensa para presentar el programa de su fuerza política.

Kocharián, que estuvo en el poder entre 1998 y 2008, arremetió contra la política del Gobierno en el ámbito militar y de seguridad y abogó por restablecer las capacidades de combate del Ejército armenio.

"No para pelear, sino para garantizar una paz digna", dijo el que también fue el primer presidente de Nagorno Karabaj después de que Armenia saliera victoriosa de la guerra de 1992-1994.

TEMOR A BAJA PARTICIPACIÓN

Dada la decepción reinante en la sociedad armenia, los expertos advierten de la baja participación en los comicios del 20 de junio.

"Los sondeos dicen que la participación será más baja que de costumbre, pues un 27 % de los ciudadanos no tiene intención de acudir a votar, un porcentaje que en los anteriores comicios se ubicó en un 10 %", señala Mikaelián.

En un intento de convencer a los indecisos, Pashinián, aupado al poder por la revolución pacífica de 2018, llamó hoy a dos expresidentes, Kocharián y Levón Ter-Petrosián, a participar en un debate preelectoral el 18 de junio para "hablarlo todo ante el pueblo", en alusión al resultado de la gestión de los tres líderes.

(c) Agencia EFE