ARM demanda a Qualcomm por un incumplimiento de acuerdo de licencia

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 2 (EL UNIVERSAL).- ARM ha presentó una demanda contra Qualcomm y la subsidiaria Nuvia por supuesta infracción de marca registrada y el incumplimiento de algunos acuerdos de licencia.

La firma quiere que se destruyan ciertos diseños de CPU de Nuvia, así como una "compensación justa".

Qualcomm compró Nuvia el año pasado para aprovechar los núcleos de procesador personalizados de este último para sus chips.

De acuerdo con la presentación, Nuvia usó tecnología ARM con licencia para construir los núcleos. ARM afirma que Qualcomm no obtuvo el permiso necesario para transferir y utilizar las licencias que otorgó a Nuvia.

ARM afirma que la adquisición de la empresa por parte de Qualcomm dio lugar a que Nuvia incumpliera sus licencias.

Como tal, ARM rescindió esas licencias a principios de este año. Agregó que, como resultado, Qualcomm y Nuvia están obligados a dejar de usar y destruir cualquier tecnología basada en ARM que se haya desarrollado bajo las licencias.

Además, ARM argumentó que Qualcomm planea continuar usando sus marcas comerciales para comercializar y vender productos que contengan núcleos Nuvia sin tener permiso para hacerlo.

"Debido a que Qualcomm intentó transferir las licencias de Nuvia sin el consentimiento de ARM, que es una restricción estándar bajo los acuerdos de licencia de ARM, las licencias de Nuvia terminaron en marzo de 2022", dijo ARM en un comunicado.

"Antes y después de esa fecha, ARM hizo múltiples esfuerzos de buena fe para buscar una resolución. Por el contrario, Qualcomm ha incumplido los términos del acuerdo de licencia de ARM al continuar con el desarrollo bajo las licencias rescindidas. ARM no tuvo otra opción que traer este reclamo contra Qualcomm y Nuvia para proteger nuestra propiedad intelectual, nuestro negocio y garantizar que los clientes puedan acceder a productos válidos basados en ARM".

Este es un desarrollo significativo ya que Qualcomm es uno de sus clientes clave. Después de todo, Qualcomm construyó su nombre en procesadores basados en ARM.

Y para aumentar la confusión, Qualcomm todavía tiene su propia licencia con ARM, bajo la cual puede construir núcleos personalizados con la arquitectura de este último. No está claro qué superposición, si es que existe, podría existir entre los acuerdos de licencia realizados a Qualcomm y Nuvia.

"La demanda de ARM marca un cambio desafortunado en su exitosa relación de larga data con Qualcomm. ARM no tiene ningún derecho, contractual o de otro tipo, de intentar interferir con las innovaciones de Qualcomm o Nuvia", dijo Ann Chaplin, asesora general de Qualcomm, a Engadget en un comunicado.

"La queja de ARM ignora el hecho de que Qualcomm tiene derechos de licencia amplios y bien establecidos que cubren sus CPU de diseño personalizado, y estamos seguros de que esos derechos serán afirmados".