Arizona pide a Supremo de EEUU mantener pena capital para asesino de policía

Los Ángeles, 1 nov (EFE).- La Fiscalía General de Arizona pidió este martes al Supremo de Estados Unidos mantener la sentencia de pena de muerte contra John Montenegro Cruz por el asesinato del policía Patrick Hardesty en 2003.

En una audiencia en el Supremo, ambas partes presentaron sus argumentos hoy, pero se prevé que la decisión tardará meses.

"Identificar y apoyar a las verdaderas víctimas del crimen es esencial para la administración de justicia", dijo el fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, en un comunicado.

En mayo de 2003, el policía de Tucson (Arizona) había respondido a un accidente de tráfico en el que Montenegro estuvo involucrado.

"Cuando los oficiales lo ubicaron en un apartamento cercano, él (Montenegro) mintió acerca de quién era", indicó la Fiscalía de Arizona.

"Al conducir a los oficiales a un vehículo estacionado para obtener su identificación, huyó corriendo. El oficial Hardesty lo persiguió. (Montenegro) Cruz le disparó cinco veces a corta distancia, causándole la muerte", apuntó.

Montenegro fue declarado culpable en 2005 y sentenciado a la pena de muerte, y el año pasado la Corte Suprema de Arizona dictaminó que no tenía derecho a una nueva sentencia.

Después de perder varias apelaciones en cortes de Arizona, Montenegro presentó su caso ante el Supremo estadounidense, argumentando que la decisión de la Corte Suprema de Arizona viola precedentes del máximo tribunal del país.

En marzo pasado, la Corte Suprema de EE.UU. accedió a aceptar el caso.

La defensa del reo alega también que no se le permitió informar al jurado durante el juicio que sería inelegible para la libertad bajo palabra de ser sentenciado a cadena perpetua, y que tal vez Montenegro hubiera evitado la pena de muerte si los miembros del jurado hubiesen tenido esa información.

Por su parte, el estado argumenta que la resolución de la Corte Suprema estatal de negarle al reo una nueva sentencia es congruente con otros casos de Arizona que abordan el mismo asunto.

(c) Agencia EFE