Argumentos de candidatos en la contienda judicial de Miami: polémica por cambio de nombre, una gorra de la Marina y Roe vs. Wade

·10  min de lectura

Los apellidos hispanos ganan las elecciones judiciales, ese ha sido el pensamiento convencional en la política de Miami-Dade.

Por eso, en unas elecciones en las que los votantes suelen conocer poco a los candidatos y en las que hay restricciones éticas para hacer campaña, no es de extrañar que, una vez más, la política de identidad haya surgido como línea argumental principal de la temporada de elecciones judiciales. En las siete contiendas, los titulares enfrentan desafíos. Cuatro de las siete contiendas para las primarias del 23 de agosto cuentan con candidatos hispanos que desafían a un titular no hispano.

Y una contienda en particular ha atraído la atención y las preguntas en los círculos legales: una jueza de circuito haitianoamericana, Lody Jean, es desafiada por Teressa María (Tylman) Cervera, una abogada civil blanca que solo comenzó a usar profesionalmente el apellido hispano de su esposo ante el Colegio de Abogados de la Florida justo antes de postularse.

“La señora Tylman no es, ni mucho menos, el único ejemplo en Miami de intento de jugar con el nombre en el sistema, de desviar la atención de los votantes de los méritos y de cebar a un electorado con un señuelo tribal basado en la identidad”, dijo Scott Fingerhut, profesor de Derecho de la Universidad Internacional de Florida. “Pero ella es la más reciente y su estrategia es transparente”.

Cervera insiste en que cambió su apellido de soltera en 2014, después de casarse con el abogado Adam Cervera, aunque admite que siempre usó su apellido de soltera ante el Colegio de Abogados de la Florida.

“No es una historia y no es interesante”, dijo Cervera, y añadió: “Este es mi verdadero nombre. Esta es mi identidad”.

Han surgido otras líneas argumentales en las contiendas, normalmente discretas. Uno de los jueces titulares, un abogado militar retirado, recibió críticas por un cartel de campaña en el que aparece con una gorra de la Marina de Estados Unidos. Otro titular fue criticado por aparecer en un desayuno de candidatos para una organización cristiana que más tarde anunció el evento como una “celebración” de la anulación de Roe vs. Wade.

La jueza haitianoamericana, quien lleva más tiempo en el cargo en Miami, también enfrenta a un miembro de uno de los clanes políticos más arraigados de la ciudad.

El juego de los nombres

El juego de los nombres no es nada nuevo en Miami-Dade, de mayoría hispana, donde los consultores políticos a menudo se apoyan en los candidatos titulares para que los contraten y los ayuden a rechazar a los otros candidatos.

Cuando las contiendas están definidas, los votantes suelen saber poco sobre los candidatos. Según los cánones judiciales, no pueden hacer campaña como los demás candidatos: nada de hablar mal de los oponentes, nada de criticar los fallos judiciales, nada de proyectar cómo podrían fallar en ciertos casos.

En 2004, el abogado y candidato Peter Adrien se puso un nuevo apellido, Camacho, que según él era el apellido de soltera de su madre. Un representante de su oponente, el entonces juez de circuito Henry H. Harnage, criticó a Camacho, diciendo que estaba tratando de engañar a los electores haciéndoles creer que era hispano.

Camacho, originario de la isla caribeña de Antigua, ganó las elecciones. (Más tarde perdió unas elecciones posteriores).

Más recientemente, ha habido muchos ejemplos de lo que los observadores políticos dicen que eran aspirantes hispanos que superaron a los titulares sin apellidos hispanos. Recientemente, en 2020, la jueza de circuito Dava Tunis perdió ante la eterna candidata judicial y abogada de lesiones personales Rosy Aponte, quien había recibido críticas durante la contienda después de referirse a los negros como “personas de color” durante un foro judicial.

Hay, por supuesto, muchos jueces no hispanos que ganan la reelección contra candidatos con apellidos hispanos.

La ventaja de un apellido hispano puede ser menor en este mes de agosto, unas primarias intermedias en las que probablemente habrá una menor participación de los votantes.

En el caso de la candidata Alicia García Priovolos, que se postula contra el titular Scott Janowitz, dice que se presenta con sus credenciales: 17 años como fiscal de Miami-Dade, y actual jefa de la Unidad de Tráfico Humano de la oficina.

“A lo largo de esos años, procesé y juzgué algunos de los casos más graves que ve nuestra comunidad, como homicidios y violaciones”, dijo García Priovolos en un comunicado. “Mi dedicación a servir a la comunidad en la que nací y crecí es lo que me impulsa. Mi experiencia, mi ética de trabajo y mi deseo de seguir sirviendo es lo que me lleva a postularme”.

Este es un desglose de las contiendas:

▪ En el Grupo 3 de la Corte de Circuito, Cervera está desafiando a Jean, una ex fiscal de Miami-Dade y abogada de inmigración que fue nombrada primero a la magistratura del condado y luego al tribunal de circuito en 2020. Jean está actualmente asignada a la división penal, donde preside una serie de casos de alto perfil.

“La jueza Lody Jean está orgullosa de su nombre único, de su diverso origen libanés-haitiano y del hecho que es la primera y única mujer haitianoamericana que es juez en Miami-Dade”, dijo su oficina de campaña en un comunicado. “Los votantes merecen transparencia y un poder judicial experimentado y calificado. En la jueza Lody Jean, la comunidad tiene una jurista probada que ha servido a la comunidad de manera honorable y continuará liderando con integridad”.

Cervera ha dirigido su propia práctica civil desde 2012 y es una mediadora judicial certificada. Cervera le dijo a la Junta Editorial del Miami Herald que ha participado en entre “10 y 12” juicios como magistrada y “cientos de horas” de audiencias de evidencia, “que es el equivalente a un juicio”. Cuando se le pidió que destacara un caso en el que haya trabajado, Cervera preguntó “¿puedo volver a hablar de eso?” antes de mencionar un juicio relacionado con “cuestiones de construcción” y “cuestiones de contratos”.

Cervera no pudo explicar porqué decidió postularse de nuevo contra Jean, aparte de que “esta candidata nunca ha estado en una boleta”.

“Solicité el consejo de un experto en eso y me basé en su consejo”, dijo en respuesta. “Creo en las elecciones libres y justas. Los jueces deben ser elegidos. Es un cargo público en que te postulas a las elecciones en el condado. Creo en la democracia. Creo en los electores. He confiado en mi equipo”.

▪ En el Grupo 34 del Tribunal de Circuito, el titular Mark Blumstein se enfrenta al abogado de quiebras Ariel Rodríguez.

Blumstein, un ex abogado del Cuerpo de Abogados Generales de la Marina de Estados Unidos, fue elegido por primera vez en 2016 y ha prestado servicio en la división penal y ahora está en la civil. En el estrado, algunas de sus decisiones legales han causado asombro a lo largo de los años, como cuando absolvió a una mujer acusada de fracturar el cráneo de su bebé, en lugar de dejar que un jurado escuchara el caso, y cuando se negó a permitir un jurado de 12 personas en un caso de asesinato de alto perfil, lo que llevó a un tribunal de apelación a revertir su decisión.

Al igual que en 2016, los carteles de su campaña desplegados en Miami-Dade lo muestran con lo que parece ser una gorra de la Marina, lo que pudiera violar la directriz del Departamento de Defensa que prohíbe el uso de una foto en uniforme como “representación gráfica principal” en un anuncio de campaña. La directriz también dice que las fotos deben tener un descargo de responsabilidad “prominente y claramente expuesto” que explique que no hay respaldo militar; el descargo de responsabilidad de Blumstein está en letra pequeña en la parte inferior del cartel.

J.C. Planas, un abogado especializado en elecciones que asesora a los candidatos en cuestiones de ética judicial, dijo que cree que los anuncios infringen los cánones de la Florida sobre la tergiversación.

“Tenemos a un juez en funciones que finge ser alguien que no ha sido durante varios años”, dijo Planas.

Blumstein no respondió las múltiples solicitudes de declaraciones.

Su oponente es el abogado especializado en quiebras Ariel Rodríguez, cuya campaña también tuvo un giro. Una página de Facebook que usa su nombre e imagen comenzó a publicar apoyo a candidatos en otras contiendas, algo que va en contra de los cánones. Rodríguez dice que denunció la cuenta a Facebook —en vano—, lo que lo obligó a acudir a su página real de Facebook para explicar que la cuenta no era suya.

“Se trata de la integridad. No estoy aquí para infringir los cánones judiciales”, dijo Rodríguez. “Intenté hacer todo lo posible por cerrarla”.

▪ En el Grupo 52 del Tribunal de Circuito, el titular Oscar Rodríguez-Fonts enfrenta a Jason Bloch, ex juez de circuito que perdió una campaña de reelección ante Marcia del Rey en 2016.

Rodríguez-Fonts ganó la elección en 2016, y ha prestado servicio en la división penal y civil. La página de Twitter Because Miami destacó recientemente su presentación como orador el 25 de junio en un evento de la Christian Family Coalition.

La organización, en su página de Facebook, describió más tarde el desayuno como una “celebración de la victoria” por la revocación del fallo de Roe vs. Wade por parte de la Corte Suprema federal, que se emitió la tarde anterior. La publicación también incluía una foto de Rodríguez-Fonts hablando en un atril.

Los cánones judiciales obligan a los jueces y candidatos a evitar actividades que puedan poner en duda su imparcialidad en un determinado asunto. Es probable que la decisión de la Corte Suprema presagie demandas en todo el país, e incluso posibles procesamientos de personas que violen la nueva ley de la Florida que restringe el procedimiento del aborto.

“El tema pudiera aparecer fácilmente ante él, en un contexto civil o penal”, dijo Fingerhut, el profesor de derecho de la FIU.

Sin embargo, el desayuno de los candidatos se planificó con mucha antelación a la decisión de la Corte Suprema. Y en un correo electrónico a la Junta Editorial del Herald, Rodríguez-Fonts dijo que habló brevemente, solo para agradecer a la coalición por invitarlo al evento.

“Como juez en ejercicio, represento a toda la comunidad. Como candidato a la reelección, llevo mi mensaje a todos los grupos de esta comunidad que me invitan a hablar. Tengo prohibido respaldar cualquier posición política y cumpliré estrictamente las normas establecidas por los cánones judiciales”, dijo en otra declaración por correo electrónico al Herald. “En consecuencia, mi asistencia a un acto no debe interpretarse como respaldo a ninguna ideología política. Seguiré haciendo mi trabajo de manera justa y neutral, como lo he hecho en mis últimos seis años en el estrado”.

Rodríguez-Fonts no ha sido el único candidato judicial cortejado por Christian Family Coalition. Cervera, que ha faltado a numerosos foros de candidatos de organizaciones legales, también apareció en un “encuentro y saludo” promocionado por el grupo, al igual que el candidato Renier Díaz de la Portilla. El grupo la “recomendó” como candidata.

En el Grupo 42 del condado, Janowitz —un ex abogado civil nombrado por el gobernador Ron DeSantis hace dos años— es desafiado por García Priovolos, que es la única fiscal en la boleta.

La poderosa South Florida Police Benevolent Association (PBA) respaldó a ambos candidatos. “Ambos son considerados muy calificados”, dijo el presidente de la PBA, Steadman Stahl.

García Priovolos, sin embargo, obtuvo el único respaldo del otro sindicato local importante de policías: la Fraternal Order of Police.

▪ En el Grupo 19 del Condado, Jeffrey Kolokoff, otro designado por DeSantis en 2020, es desafiado por Lissette de la Rosa, una litigante de defensa de seguros.

▪ En el Grupo 5 de la Corte del Condado, el juez del condado desde hace mucho tiempo Fred Seraphin enfrenta un desafío de Renier Díaz de la Portilla, ex miembro de la junta escolar de Miami-Dade y parte de la conocida familia política de Miami. Su hermano, Alex Díaz de la Portilla, es comisionado de Miami-Dade.

Renier Díaz de la Portilla también ha sido abogado privado y defensor público asistente y también ha perdido sus tres últimas candidaturas electorales.

Seraphin, ex defensor público adjunto de Miami-Dade, se convirtió en el primer juez haitianoamericano del condado. El gobernador Jeb Bush lo nombró en 2001.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.