Argentino Solari encara un nuevo clásico, ahora en México

CARLOS RODRÍGUEZ
·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Para el argentino Santiago Solari, técnico del América, el partido del domingo ante Chivas representa no solo la oportunidad de mantener a su club dentro de los punteros del Clausura, sino además agregar un clásico a una extensa lista de los que ha vivido a lo largo de su carrera, incluyendo el choque del Real Madrid y el Barcelona.

Solari, extécnico del conjunto merengue, vive su primer torneo en suelo azteca y luego de 10 fechas no ha quedado a deber en cuanto a las expectativas creadas a su llegada, al frente de unas Águilas en el segundo puesto de la clasificación con 22 puntos, sólo superadas por el líder Cruz Azul.

En una rueda de prensa virtual luego del entrenamiento del viernes, Solari recordó su pasado cargado de historias de clásicos en diversas partes del mundo.

“Cada uno es diferente, a mí me han tocado muchos clásicos, todos bonitos y especiales cada cual con sus características”, declaró Solari, quien inició su carrera como jugador con el River Plate de su país y jugó los clásicos ante Boca Juniors tanto de local como visitante. “También me tocó el Atlético de Madrid contra el Real Madrid, el Real Madrid ante el Barcelona —que es el más mediático y el más visto del mundo. El Inter contra Milán es un clásico bonito y con mucho color, donde ambos equipos juegan de local, que es otro ingrediente, también el San Lorenzo ante Huracán, que es muy local, pero de mucho color y vida y después el Peñarol ante Nacional y ahora América ante Chivas”.

El domingo por la noche, Solari se unirá a su compatriota Óscar Ruggeri como las únicas figuras en todo el mundo en haber participado en los clásicos Barcelona-Real Madrid, River-Boca y América-Chivas.

La diferencia será que Ruggeri participó en todos como jugador.

“No estaba al tanto de eso, de Ruggeri ¿qué te voy a decir? ha sido un jugador importantísimo para el país, pero él me saca algún clásico en el que yo nunca estuve, como fue Argentina ante Brasil, y él sí”, afirmó Solari. “Además me saca un trofeo importante con el Mundial, yo por ahí a nivel de clubes le puedo ganar, pero lo que ha hecho es incomparable”.

Aunque los clásicos en cada país son peculiares, Solari tiene claro lo que generan en la semana entre los hinchas de cada bando y con los medios de comunicación. Su gran lamento es que debido a la pandemia por coronavirus no se podrá vivir de igual manera el del próximo domingo, si bien Chivas contará en sus tribunas con un número reducido de seguidores.

“Lo que lamento en particular es que los estadios no pueden estar llenos y eso le quita un porcentaje enorme del color del clásico. Lo que todos esperamos es que la gente vuelva a los estadios, que ahora se pueda vivir por televisión y redes, pero en vivo ese color ese ruido y esa fiesta que acompaña al fútbol ojalá pronto regrese”.

Para América, el partido se presenta como una oportunidad de saldar una cuenta pendiente con Chivas, que lo venció en los cuartos de final del Apertura pasado, lo que eventualmente fue un factor para cesar al técnico Miguel Herrera —y a su vez abrió la puerta a Solari.

“Una de las cosas que tiene el deporte, en particular el fútbol, es que cada vez que inicia un partido es una nueva oportunidad de ponerte de pie”, añadió Solari. "No podemos mirar a la temporada pasada, encaramos este partido como esa nueva oportunidad de mejorar y hay que encararlos de manera positiva para ser un poco mejor”.

Y para comenzar bien, su primer clásico en México.