El argentino-israelí Daniel Barenboim dimite de la Ópera de Berlín por motivos de salud

El afamado director de orquesta y pianista argentino-israelí Daniel Barenboim, que padece una enfermedad neurológica, anunció el viernes su dimisión de la Ópera de Berlín, que dirigía desde hace tres décadas.

"Desgraciadamente, mi estado de salud empeoró significativamente en el último año", dijo Barenboim en un comunicado. "Ya no puedo ofrecer el rendimiento que se espera con razón de un director musical".

El músico, que ocupaba el cargo desde 1992, dijo que su decisión de renunciar será efectiva el 31 de enero.

Barenboim había anunciado en octubre que padecía una "enfermedad neurológica grave".

Con 80 años de edad, uno de los más grandes virtuosos del siglo XX ya había tenido que observar una larga pausa en 2022 y renunciar a varios compromisos.

- Ovación de Año Nuevo -

Barenboim había vuelto al púlpito para dirigir la Novena Sinfonía de Beethoven en dos conciertos de Año Nuevo en Berlín --el 31 de diciembre y el 1 de enero--, en una Staatsoper llena, que lo ovacionó.

El director y pianista dirigirá este fin de semana, como estaba presvisto, a la orquesta de la Ópera durante los tres últimos conciertos, confirmó la Staatsoper.

Estaba al frente de la Ópera Estatal de Berlín y su orquesta, la Staatskapelle, desde hacía tres décadas. Su contrato se extendía hasta 2027.

"Estos años nos han dado alas desde todos los puntos de vista, tanto en el plano musical como humano", según el director de orquesta.

"Con el paso de los años, nos hemos convertido en una familia musical y seguiremos siéndolo", estima en su comunicado, expresando su "admiración por los cantantes, los miembros del coro y todos los demás colaboradores de la Staatsoper".

"No hace falta decir que seguiré --mientras viva-- muy vinculado a la música y que estoy dispuesto a seguir dirigiendo, también y especialmente con la Staatskapelle Berlín", concluye.

"Daniel Barenboim, con mucho respeto, da este paso en el espíritu de la institución y abandona sus funciones", reaccionó el director de la Ópera de Berlín, Matthias Schulz.

"No podemos sino imaginar lo difícil que ha sido esta decisión" para el maestro, añadió.

Nacido en Argentina, Barenboim comenzó su carrera internacional como pianista con solo 10 años de edad.

"A los 11 años, Daniel Barenboim es ya un fenómeno", escribió en ese entonces el gran director de orquesta alemán Wilhelm Furtwängler.

Sus grabaciones de los cinco conciertos para piano de Beethoven o incluso de la integral de los conciertos para piano de Mozart harán historia.

- Mensajero de la paz -

Junto a su esposa, la violonchelista británica Jacqueline du Pré, formará uno de los dúos musicales más bellos del siglo. Hasta la muerte en 1987, a los 42 años, de la artista, vencida por una esclerosis múltiple.

Barenboim dirigió durante 14 años la Orquesta de París (1975-1989). Nombrado director artístico y musical de la nueva Ópera de la Bastilla, fue destituido por Pierre Bergé seis meses antes de la apertura.

Luego, comenzó una carrera estadounidense al frente de la Chicago Symphony Orchestra (1991-2006), paralelamente a la dirección de la prestigiosa Staatsoper de Berlín. Pasará a ser "director de por vida" de su orquesta, la Staatskapelle.

También se convirtió en un fiel de Bayreuth, a riesgo de recibir críticas en Israel por dirigir obras de Wagner.

Su condición de maestro omnipotente le valió en 2019 acusaciones de autoritarismo por parte de antiguos colaboradores de la ópera berlinesa.

Israelí, argentino, español y poseedor desde 2008 de un pasaporte palestino, Barenboim no dudó en utilizar su notoriedad para servir a sus convicciones.

Creó una fundación y una orquesta encargadas de promover la cooperación entre los jóvenes músicos de Israel y los países árabes.

Nombrado "mensajero de la paz" de la ONU en 2007, dirigió un concierto histórico en Gaza en 2011.

mat/smk/mab-rsc/eg