Argentina vence por 1ra vez a Nueva Zelanda en rugby

·2  min de lectura
Los jugadores de Argentina festejan en Sydney, el sábado 14 de noviembre de 2020, luego de vencer a Nueva Zelanda en el torneo de las Tres Naciones (AP Foto/Rick Rycroft)
Los jugadores de Argentina festejan en Sydney, el sábado 14 de noviembre de 2020, luego de vencer a Nueva Zelanda en el torneo de las Tres Naciones (AP Foto/Rick Rycroft)

SYDNEY (AP) — Algunos de los triunfadores tenían lágrimas en los ojos. Incluso el entrenador derrotado consideró que el resultado era histórico.

Y lo fue.

Pese a más de 13 meses de inactividad, Argentina logró el primer triunfo de su historia sobre Nueva Zelanda. Los Pumas derrotaron el sábado 25-15 a los All Blacks en el torneo de las Tres Naciones.

El flyhalf Nicolás Sánchez fue autor de todos los puntos argentinos, como producto de un try en la primera mitad, seis penales y una conversión. Los Pumas tomaron así una ventaja de 16-3 al descanso.

Nueva Zelanda, que el fin de semana anterior había caído ante Australia, esperaba probablemente un encuentro más sencillo ante un equipo que no jugaba desde octubre, cuando disputó el Mundial en Japón.

Pero fueron los Pumas quienes tomaron el control del partido desde los albores y se negaron a ceder la iniciativa. Obtuvieron así su primera victoria en 30 duelos frente a Nueva Zelanda, en una rivalidad que tuvo su primer capítulo en 1985.

Argentina no erró un solo derribo en el partido, neutralizó el juego ofensivo de los All Blacks y frustró los intentos de reacción en la segunda mitad.

El capitán Sam Cane anotó un try por los neozelandeses a los 53 minutos, pero ello no marcó el comienzo de una remontada. Con una defensiva indoblegable y un trabajo destacado adelante, Argentina tuvo la posesión del balón y del ritmo.

Sus únicos puntos en el segundo medio fueron tres penales de Sánchez, pero ello bastó para mantener a raya a Nueva Zelanda. Pese al cansancio evidente de los argentinos en los últimos 15 minutos —algo esperado en un equipo que no había jugado en 13 meses y cinco días— siguieron haciendo los derribos clave.

Al final, hubo júbilo entre los Pumas, algunos de quienes se habían recuperado de COVID-19 durante el largo parón del equipo. En el área técnica, el entrenador Mario Ledesma y su asesor Michael Cheika festejaron el logro.

“Es un gran día para el rugby argentino”, dijo Pablo Matera, capitán de los Pumas, quien tuvo una influencia decisiva en el desempeño de su equipo. “Es un gran día para nuestro país y nuestra gente. Fue muy duro venir acá y prepararnos para este torneo. Sólo queríamos mostrar a nuestra gente que hemos pasado por muchas cosas y que, con mucha determinación, podés lograrlo”.