La Argentina repone al embajador en Nicaragua en una nueva etapa para “tener información de primera mano”

·2  min de lectura
Daniel Capitanich entrega las cartas credenciales como embajador a Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, y Rosario Murillo, vicepresidenta. Foto de archivo.
Twitter

El Gobierno argentino resolvió reponer a su embajador en Nicaragua, Daniel Capitanich, en esta nueva etapa para “tener información de primera mano”, y para “aportar a la identificación de caminos alternativos para solucionar la crisis” que atraviesa ese país, según informaron hoy fuentes oficiales.

El llamado a consultas del embajador Capitanich tuvo un propósito: expresar la disconformidad argentina con las detenciones de líderes políticos y nuestra preocupación sobre la situación de los derechos humanos en Nicaragua”, señalaron a la agencia oficial Télam fuentes de Cancillería que encabeza Santiago Cafiero.

En ese marco, teniendo en cuenta que ya se desarrollaron las elecciones presidenciales en ese país, que Argentina ya dejó sentada su posición y que la Asamblea de Nicaragua solicitó al presidente Daniel Ortega que retire a su país de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el Gobierno argentino cree “necesario adoptar nuevas medidas para esta nueva etapa”.

Según explicaron las fuentes, el Gobierno nacional considera necesario “el trabajo en el terreno del embajador argentino , con su apreciación para que mantenga informada a la Cancillería sobre la situación poselectoral y las derivaciones que pueda llegar adoptar el Consejo Permanente de la OEA respecto a Nicaragua”.

La Argentina siempre apuesta al diálogo como salida y los embajadores son vitales para hallar soluciones eficientes y viables en la actualidad. El retorno del embajador Capitanich busca aportar a la identificación de caminos alternativos para solucionar la crisis entre todos los nicaragüenses”, sostuvieron las fuentes.

Además, remarcaron la necesidad de “preservar” la relación bilateral, en el maco de la asistencia habitual al comercio y a los ciudadanos y empresas argentinas en Nicaragua, e informaron que se continuará colaborando con el pueblo nicaragüense en el marco de la pandemia de coronavirus, con la donación de vacunas que realizó la Argentina para los ciudadanos de ese país.

La semana pasada, la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución para realizar “una evaluación colectiva inmediata” sobre la situación política y el desarrollo del proceso electoral en Nicaragua, y durante el debate de la iniciativa, Argentina reafirmó su “compromiso con la defensa de los derechos humanos”.

La decisión de realizar esta evaluación se tomó en el marco del período 51 de sesiones ordinarias de la OEA que se realizó en Guatemala, y se aprobó con 25 votos (entre ellos el de Argentina), uno en contra y siete abstenciones.

El vicecanciller, Pablo Tettamanti remarcó en su participación sobre el proyecto de resolución “La situación en Nicaragua” que “la Argentina reitera su compromiso con la defensa de los derechos humanos, que para nuestro país representa un valor superior e irrenunciable”.

Por su parte, Nicaragua envió ayer una comunicación a la OEA informando su decisión de retirarse de ese organismo hemisférico, al que acusa de “facilitar la hegemonía de Estados Unidos en América Latina y el Caribe”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.