Argentina recompra deuda para lograr más acceso a mercados

ARCHIVO- Vista de la entrada principal del Banco Central en Buenos Aires, Argentina, el viernes 8 de julio de 2022. El gobierno de Argentina anunció el miércoles 18 de enero de 2023 que recomprará parte de su deuda externa por 1.000 millones de dólares. (AP Foto/Natacha Pisarenko, Archivo) (ASSOCIATED PRESS)

BUENOS AIRES (AP) — El gobierno argentino anunció el miércoles que encomendó al Banco Central la recompra de deuda externa por más de 1.000 millones de dólares para tener mayor acceso al mercado de capitales y mejorar el perfil de endeudamiento.

El ministro de Economía Sergio Massa dijo que existe una “ventana de oportunidad” que permite recomprar pasivos externos y "seguir bajando el riesgo país”. La operación se puso en marcha el mismo miércoles.

La medida dividió las aguas entre los economistas. Varios consideraron que deteriorará aún más los balances del Banco Central y se preguntaron de dónde obtendrá el gobierno la liquidez para afrontar esos pagos. Los que la valoraron positivamente señalaron que ayudará a contener la devaluación del peso, lo que incide en la aceleración de la inflación que en 2022 cerró en 94,8% anual.

Massa explicó que la operación se trata de “un primer paso enfocado en los (bonos) globales, sobre todo en los de corto vencimiento” como los de 2029 y 2030.

Alegó que es posible por el “sobrecumplimiento” de las metas fijadas, como la mejora del frente fiscal, la mayor acumulación de reservas y el aumento de las exportaciones.

Según economistas, la medida intenta ordenar el frente de la deuda externa y disminuir la presión sobre el “dólar blue” o ilegal, que se disparó el martes ocho pesos y cerró en 378 pesos la unidad -estableciendo un nuevo récord- en un contexto especulativo y también por la demanda de los turistas argentinos.

Luego de anunciar la iniciativa el valor de los bonos argentinos rebotó en torno al 8% y el dólar ilegal, en el que los argentinos se refugian para ahorrar, cotizaba a 375 pesos la unidad.

María Castiglioni Cotter, directora de C&T Asesores Económicos, cuestionó la medida. “Argentina sigue con una pésima calificación, con un cepo cambiario gigantesco y restricciones a los pagos de importaciones y dividendos, con lo que es difícil pensar que en el corto plazo las empresas, a pesar de que baje el riesgo país, puedan obtener financiamiento”, dijo a The Associated Press.

Para la economista, la recompra de deuda es factible cuando hay superávit fiscal, ya que “implicaría que estás generando ahorro”.

“No es el caso de esta recompra, porque Argentina tiene déficit fiscal y cuando uno mira cómo se concretaría esta operación básicamente se estarían usando reservas del Banco Central”, acotó.

También cuestionó que la operación generará "emisión monetaria o pérdida de reservas y, en última instancia, el deterioro del balance del Banco Central termina siendo un problema para los tipos de cambio y el riesgo país”.

Atajar la licuación de las reservas del Banco Central es una constante preocupación en el país sudamericano. Una de las medidas implementadas por el gobierno fue la aplicación de restricciones a las importaciones.