Argentina rechaza quejas israelíes

BUENOS AIRES (AP) — El gobierno argentino rechazó el miércoles la queja de Israel sobre el acuerdo alcanzado entre Argentina e Irán para avanzar en la investigación del atentado contra una mutual judía en Buenos Aires en 1994.

Las relaciones entre Argentina e Israel se tensaron luego de que el 27 de enero Buenos Aires y Teherán acordaron la creación de una comisión de juristas internacionales para avanzar con la causa en la que la justicia argentina pidió hace años la detención de seis iraníes por el ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que dejó 85 muertos.

Al salir al paso de las críticas israelíes, el canciller Héctor Timerman afirmó a radio La Red que Argentina es un país soberano. "Nosotros no les pedimos a ellos explicaciones sobre sus actos soberanos, ellos tampoco tienen que pedirlas a nosotros, más allá de la relación de amistad muy estrecha que tenemos con Israel", dijo el funcionario.

Israel "no está afectado en el atentado a la AMIA... murieron argentinos, bolivianos, polacos y un chileno, y ocurrió en territorio argentino", afirmó el canciller. El ataque fue perpetrado con una camioneta cargada de explosivos.

El acuerdo, que contempla la creación de una "Comisión de la verdad" integrada por cinco juristas internacionales, deberá ser aprobado por los Parlamentos de ambos países. El oficialismo tiene en Argentina el control de ambas cámaras legislativas.

Argentina dijo la víspera que la citación que hizo Israel al embajador argentino para solicitarle explicaciones "sobre decisiones soberanas" del país sudamericano "es un acto impropio que se rechaza en forma enérgica".

El actual ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, está acusado de ser uno de los autores intelectuales del atentado, así como el ex presidente Alí Rafsanjani, el ex consejero de cultura en la embajada de Irán en Buenos Aires Moshen Rabbani y otros cuatro ciudadanos de ese país. La justicia también pidió la detención de quien fue jefe de seguridad exterior del grupo terrorista islámico Jezbolá en 1994, el libanés Imad Fayez Moughnieh.

Timerman tuvo que entrevistarse el martes con los dirigentes de la AMIA y otras agrupaciones judías para explicar los alcances del acuerdo con Irán que estas últimas habían cuestionado y al que se llegó después de varios encuentros de los cancilleres argentinos e iraní en distintos países.

El titular de la AMIA, Guillermo Borger, cambió su postura crítica al sostener el miércoles que "se aclararon una gran cantidad de puntos". "Como nos dijo el canciller, esto será validado junto con la presidenta (Cristina Fernández) y con la cancillería iraní... sería un pequeño paso adelante tras casi 19 años de esta causa no resuelta", dijo.

Al respecto Timerman destacó que "por primera vez, sospechosos iraníes, con pedido de captura, van a estar sentados frente a un juez y un fiscal argentinos".

Cada país elegirá a dos miembros de la Comisión de la verdad que no serán de nacionalidad argentina ni iraní. Además ambos gobiernos deberán designar de forma consensuada a un jurista de prestigio para encabezar dicho panel, el cual analizará "toda la documentación presentada por las autoridades judiciales" de ambos países y hará "una revisión detallada de la evidencia relativa a cada uno de los acusados".

Los comisionados emitirán recomendaciones a las dos naciones sobre la manera de proceder, "en el marco de la ley y regulaciones de ambas partes". Ambos países "tendrán en cuenta estas recomendaciones en sus acciones futuras", dice el texto del "Memorándum de Entendimiento" firmado por Argentina e Irán.

Posteriormente, los comisionados e investigadores de ambos países interrogarán en Teherán a los sospechosos.

"Estamos todos juntos en el mismo bote. Ojalá el Congreso apruebe el memorándum, lo podamos implementar, podamos interrogar, y si indagamos a los sospechosos, el caso puede seguir. Hasta ahora estaba frenado", admitió Timerman. El oficialismo tiene el control de las dos cámaras legislativas.

El canciller subrayó además que la Corta Suprema de Justicia autoriza desde 1993 que funcionarios judiciales viajen a otro país para interrogar a imputados en una causa.

Argentina fue escenario de otro atentado terrorista en 1992, cuando la embajada de Israel fue destruida con explosivos, lo que causó 29 muertos. Las sospechas por este ataque que no fue resuelto también recayeron sobre Irán.

Cargando...