Argentina propone que futuros endeudamientos requieran aval parlamentario

·2  min de lectura
"Pensamos que sería sano que las decisiones de pedir préstamos en divisas extranjeras tengan la aprobación del Congreso", dijo el titular de Hacienda, Martín Guzmán, en un comunicado
"Pensamos que sería sano que las decisiones de pedir préstamos en divisas extranjeras tengan la aprobación del Congreso", dijo el titular de Hacienda, Martín Guzmán, en un comunicado

El gobierno de Argentina presentará un proyecto de ley para que los futuros endeudamientos del Estado en el exterior, incluido un eventual acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, se aprueben solamente si reciben el aval del Congreso, anunció el ministro de Economía, Martín Guzmán.

"Pensamos que sería sano que las decisiones de pedir préstamos en divisas extranjeras tengan la aprobación del Congreso", declaró este lunes Guzmán, según un comunicado de su despacho.

El proyecto de ley será presentado esta semana al Congreso -en coincidencia con la visita de una misión del Fondo Monetario Internacional que debe llegar a Buenos Aires el martes-, y alcanzará tanto a la deuda que se emita bajo legislación extranjera como a los eventuales convenios con los organismos multilaterales.

"Esto tiene que ver con convertir la sostenibilidad de la deuda en una política de Estado", sostuvo el ministro.

El gobierno de centro-izquierda del presidente Alberto Fernández reestructuró este año unos 66.000 millones de dólares en bonos emitidos bajo legislación extrajera y ahora se propone alcanzar un nuevo convenio con el FMI que reemplace el acuerdo stand-by suscrito en 2018 por unos 57.000 millones de dólares.

De ese programa, Argentina solo recibió 44.000 millones de dólares, pues Fernández renunció a los tramos pendientes cuando asumió la Presidencia en diciembre de 2019. Los primeros vencimientos de ese acuerdo están previstos a partir de septiembre de 2021.

"Hemos estado haciendo un trabajo muy constructivo con el organismo y la intención es reemplazar el programa actual por uno nuevo que se base en principios completamente diferentes, entendiendo que no hay restauración de la estabilidad macroeconómica sin la recuperación del crecimiento económico", señaló Guzmán.

Argentina atraviesa por su tercer año de recesión y según las proyecciones del FMI, en 2020 su economía sufrirá una caída de 11,8%, aunque para 2021 se prevé una recuperación de 4,9%.

La pobreza alcanza a 40% de la población y la inflación cerrará este año en alrededor de 40% anual.

nn/mr