Argentina: procesan a ex apoderado de Madres Mayo

Más destacado

BUENOS AIRES (AP) — Un juez dispuso la prisión preventiva de los hermanos Sergio y Pablo Schoklender por supuestas irregularidades en el manejo de fondos públicos destinados a un programa de la entidad humanitaria argentina Madres de Plaza de Mayo.

El juez Norberto Oyabide ordenó el procesamiento de Sergio Schoklender, apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, del hermano de éste último, que también trabajaba en esa entidad, y del contador Alejandro Gotkin, entre otras personas. Todos quedaron detenidos el jueves por la noche en esta capital y serán enviados a una unidad penitenciaria.

Sin embargo, el magistrado consideró el viernes en declaraciones a periodistas que por ahora no hay pruebas suficientes para procesar a Alejandra Bonafini, hija de Hebe de Bonafini --titular de Madres de Plaza de Mayo--, por el supuesto usó de fondos públicos para adquirir una vivienda.

Oyarbide investiga desde 2011 si Sergio Schoklender desvió cientos de millones de pesos destinados a un programa de Fundación Madres de Plaza de Mayo para la construcción de viviendas populares, hacia empresas con las que estaba vinculado. La entidad que preside De Bonafini es uno de los mayores símbolos de la lucha por los derechos humanos.

Al ser detenidos por supuesta administración fraudulenta, los hermanos afirmaron que el juez actúa de forma parcial. Sergio Schoklender, distanciado de De Bonafini, ha señalado en varias ocasiones que la dirigente de derechos humanos tomaba las decisiones en la Fundación Madres de Plaza de Mayo y que el magistrado debería tomar declaración indagatoria.

La titular de la entidad humanitaria es cercana al gobierno de la presidenta Cristina Fernández, que se ha desvinculado del escándalo y ha reiterado que De Bonafini y las madres que la acompañan son inocentes.

Sobre De Bonafini, el juez dispuso finalmente llamarla a declarar como testigo el 26 de febrero en la causa penal --que tiene unos 40 procesados--, más por pedido del fiscal Jorge di Lello. Este último afirmó el viernes a radio Vorterix que "no hay ningún elemento" inculpatorio contra la dirigente humanitaria.

Oyarbide dijo por su parte a periodistas al explicar las detenciones de los Schoklender que el Banco Central y la Auditoría de la Nación encontraron motivos documentados de fraude con fondos públicos administrados por la fundación de la entidad humanitaria.

"El Banco Central encontró irregularidades que superan los 25 millones de pesos (5 millones de dólares). Los Schoklender manejaban 1.126 millones de pesos (unos 225 millones de dólares) de 2009 a 2011. También se advirtió una evasión impositiva de 140 millones de pesos (28 millones de dólares)... se han hecho contrataciones en forma directa, en oposición a la ley", indicó el juez.

El magistrado anunció además que próximamente indagará a la ex ministra de Economía Felisa Miceli, quien recientemente fue condenada a cuatro años de prisión por encubrimiento agravado y sustracción de documento público a raíz del hallazgo en 2007 de una bolsa con más de 52.000 dólares en el cuarto de baño de su despacho. Después de renunciar por este escándalo, la ex funcionaria pasó a trabajar en la fundación de las Madres y según medios de prensa era la que firmaba los balances contables.

El magistrado también señaló que la Auditoría General hizo hincapié en la responsabilidad de "determinados funcionarios públicos", que prefirió no nombrar.

En 2012 los hermanos Schoklender estuvieron detenidos para luego ser liberados por una cámara judicial. Se prevé que próximamente apelen la prisión preventiva y que un tribunal de alzada decida su situación.

De Bonafini es madre de dos hijos desaparecidos. Su organización pide el castigo para los represores de la última dictadura militar (1976-1983).

.

Cargando...