Cientos de personas protestan en Argentina en apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández

·4  min de lectura
© Agustin Marcarian / Reuters

Cientos de seguidores de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner protestaron este sábado 27 de agosto en Buenos Aires en contra de la instalación de un vallado policial alrededor de la vivienda de la mandataria, para quien un fiscal pidió una pena de 12 años de prisión y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. Hubo enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

Cientos de personas protestaron este sábado 27 de agosto en Buenos Aires en respaldo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Simpatizantes se acercaron a unos 100 metros del lugar de residencia de la expresidenta luego de que el Gobierno de la capital, encabezado por el opositor Horacio Rodríguez Larreta, ordenara un fuerte operativo que incluye la instalación de un vallado policial rodeando la vivienda.

Durante la tarde de este sábado, se reportaron cinco policías heridos y cuatro detenidos, mientras las fuerzas de seguridad avanzaban con camiones cargados de agua para disparar a la multitud.

Desde el lunes, un grupo de simpatizantes de Fernández mantenía una vigilia en torno a su domicilio, pero el Gobierno porteño aprovechó las fuertes lluvias de la madrugada de este sábado para limpiar la zona y establecer el vallado, impidiendo la congregación de manifestantes en el lugar.

La vicepresidenta cargó en su página web contra la decisión del Ejecutivo capitalino, haciendo hincapié en que este sábado la esquina de su casa se encontraba "literalmente sitiada".

"Las vallas colocadas por el señor Larreta son algo más que impedir la libre circulación, son algo más que sitiar a la vicepresidenta de la nación. Quieren prohibir las manifestaciones de amor y de apoyo absolutamente pacíficas y alegres, que tienen lugar ante la ya inocultable persecución del partido judicial", escribió Fernández.

En consecuencia, los líderes de la coalición oficialista del Frente de Todos en Buenos Aires hicieron en llamado para encontrarse en torno al domicilio de la vicepresidenta para protestar por el vallado policial. Allí, funcionarios del Gobierno nacional, dirigentes políticos, sindicales y simpatizantes del kirchnerismo realizan una "sentada" frente a las vallas.

No obstante, no todos van en la misma línea. La diputada y exgobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, dijo en su cuenta de Twitter que el mismo Gobierno sale a la calle a incitar a la violencia.

El mensaje, según el diario ‘La Nación’, lo publicó luego de los incidentes que comenzaron cuando un grupo de manifestantes tumbó las vallas que esta mañana (sábado) ordenó colocar cerca de la residencia de Fernández el jefe de Gobierno porteño.

¿Por qué las vallas y las protestas de los simpatizantes del kirchnerismo?

El pasado lunes, el fiscal federal Diego Luciani pidió una condena a 12 años de prisión contra Cristina Fernández, en el marco de un juicio por presuntas irregularidades en la adjudicación de obras públicas cuando era jefa de Estado.

El fiscal Luciani considera que está probado que la actual vicepresidenta fue la "jefa" de una asociación ilícita que causó un millonario perjuicio económico al Estado.

Fernández se defiende y dice que no hay pruebas que acrediten tales acusaciones durante una comparecencia pública el martes, después de que el tribunal que la juzga le negara la posibilidad de ampliar su declaración indagatoria.

A lo largo de la semana, los ciudadanos ejecutaron marchas en contra y a favor de Fernández de Kirchner, siendo estas últimas las más frecuentes e, incluso, formando una vigilia de días en el domicilio que ella posee en el barrio porteño de Recoleta, paradójicamente uno de los sectores más antiperonistas del país.

Luego de que el Consejo Nacional del Partido Justicialista encendiera la “alerta permanente” y llamara a los militantes y “defensores de la Democracia” a la calle, para este sábado 27 de agosto se programaron protestas en las diferentes provincias de Argentina, encabezadas por diputados, gobernadores, miembros de la justicia y sindicalistas.

La sección del Frente de Todos (FDT) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) hizo los encuentros y movilizaciones en diferentes plazas.

Otros referentes y legisladores porteños advirtieron antes de este sábado que harían lo mismo en otras plazas de Buenos Aires. Por caso, el juez Juan María Ramón Padilla también hizo un acto pidiendo una “democratización de la Justicia” y la “renuncia de la totalidad de los integrantes” de la Corte Suprema.

El Gobierno porteño defiende la medida de las vallas

En declaraciones al canal de noticias TN, recogidas por la agencia EFE, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, explicó que la instalación del vallado tenía por objetivo "garantizar la circulación" de los vecinos de la zona.

"Los gobiernos tenemos la responsabilidad de garantizar el orden público. Acá vimos que progresivamente, en las últimas 48 horas, se habían organizado sistemáticamente para turnarse, llegaban personas, tuvimos batucada, feria, ruidos hasta las 2 de la mañana... La gente tiene que poder vivir con tranquilidad", aseguró el jefe de Gabinete.

Con EFE y medios locales