Argentina pide extender el alivio de la deuda a los países de renta media

Agencia EFE
·3  min de lectura

Soldeu (Andorra), 21 abr (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo este miércoles ante la Cumbre Iberoamericana de Andorra que es "imperativo" que las iniciativas de "alivio" de la deuda que se están dando en el mundo se extiendan a los países de ingreso medio con "alta vulnerabilidad".

"Necesitamos medidas financieras más ambiciosas. Es imperativo que iniciativas de alivio de deuda y prórroga de la iniciativa de la suspensión de servicios de deuda se extiendan a los países de ingreso medio con alta vulnerabilidad", expresó el mandatario durante su intervención, que tuvo lugar por videoconferencia.

Esta petición se da apenas unos días después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo con el que Argentina renegocia la financiación de un crédito de 44.000 millones de dólares concedido en 2018, aprobara la extensión de un alivio de deuda inmediato para 28 países -la mayoría de África- para enfrentar el impacto económico de la pandemia de la covid-19.

UNA RECUPERACIÓN INCLUSIVA

En su discurso, Fernández llamó a que se promuevan en los países de renta media "nuevos horizontes de pago y tasas más flexibles junto a una consideración del riesgo crediticio adaptada a las actuales circunstancias".

"En materia de derechos especiales de giro se impone avanzar con el debate vigente en torno a una cesión de los mismos a los países en desarrollo incorporando elementos de acción climática de países beneficiarios, de tal manera que se establezca una relación virtuosa entre el alivio financiero y el cuidado ambiental", agregó.

La XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno se celebra en Andorra con un formato semipresencial, bajo el lema “Innovación para el desarrollo sostenible - Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del Coronavirus”.

En el encuentro se ponen sobre la mesa la recuperación económica, el acceso a las vacunas o el efecto de la crisis sanitaria sobre los grupos más vulnerables.

Fernández recalcó la necesidad de "una arquitectura financiera inclusiva de los países de ingreso medio", que recordó "son el hogar del 75% de la población y donde se radica el 62 % de la pobreza".

"Una recuperación que no incluya a los países emergentes y de renta media no merece llamarse recuperación. No solo será más de lo mismo sino que será peor de lo mismo", enfatizó, convencido de que los países de renta media deben ser "prioritarios" al momento de asignación de recursos financieros "para la mitigación y adaptación contra el cambio climático".

DISTRIBUCIÓN EQUITATIVA DE LAS VACUNAS

Fernández consideró que la distribución universal de las vacunas tiene un "rol clave" en la recuperación, pero lamentó que los "auspiciosos resultados" alcanzados por la comunidad científica internacional no se hayan distribuido de "manera equitativa".

"La iniciativa COVAX (de la ONU) aunque valiosa es claramente insuficiente y debe ser potenciada para superar las dificultades que experimentamos en materia de abastecimiento a países en desarrollo de renta media y baja", subrayó.

Es por eso que vio clave ser capaces de diseñar un "verdadero tratado internacional sobre pandemia" que complemente la actual normativa sanitaria y refuerce el rol de la Organización Mundial de la Salud: "Se impone hacer un llamado a los países para adoptar soluciones en el sistema multilateral", incidió.

Parafraseando al expresidente argentino Juan Domingo Perón, recalcó que hoy más que nunca cobra sentido la frase "unidos o dominados".

"Unidos por la solidaridad o dominados por el miedo. Unidos por la integración creativa o dominados por la división infértil. Unidos por la justicia social o dominados por la codicia", agregó, y se comprometió a llevar al G20 la idea de que los países pueden sentarse a la mesa de la agenda global con "claro rumbo de desarrollo sostenible, inclusivo, conectado".

(c) Agencia EFE