La Argentina, ante una oportunidad histórica de incidir en la agenda global

LA NACION

Con solo decir que Angela Merkel (Alemania), Donald Trump (Estados Unidos), Vladimir Putin (Rusia), Xi Jinping (China), Emmanuel Macron (Francia), Theresa May (Gran Bretaña) y Shinzo Abe (Japón), por nombrar algunos mandatarios, vendrán a fin de noviembre a la Argentina todos al mismo tiempo se toma dimensión de la importancia que tiene a nivel mundial organizar el foro del Grupo de los 20 (G-20). El país adquirirá durante todo el año una visibilidad global como no tiene desde hace mucho tiempo.

Mañana, Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, y Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, darán sus palabras de bienvenida en el Centro de Convenciones de la Ciudad y, así, inaugurarán la primera reunión de ministros del G-20 de la serie de diez que se llevarán a cabo durante 2018.

El encuentro será, además, el primero de los cinco foros de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales que se realizarán durante el año y una de las reuniones más importantes, ya que el G-20 nació en 1999 como una cumbre entre los 20 responsables de la economía de cada país. Recién en 2008, a partir de la crisis financiera internacional, el foro amplió su agenda temática e incorporó las reuniones ministeriales de Salud, Relaciones Exteriores, Agricultura, Educación y Empleo. También se sumó la participación de los jefes de Estado, obligándolos así a reunirse todos al menos una vez al año.

Los 20 miembros permanentes son Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Gran Bretaña, Japón, México, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea. Todos juntos representan el 85% del producto bruto mundial y el 75% del comercio internacional.

Además, Chile y Holanda fueron invitados a participar por el país organizador y España tiene el estatus de miembro invitado permanente. En tanto, hay cuatro países que asistirán al foro en representación de los bloques regionales Caricom (Jamaica); Asean (Singapur); Nepad (Senegal), y la Unión Africana (Ruanda). Por el lado de los organismos internacionales, estarán presentes los responsables del Banco Mundial, el FMI, la OCDE, el BID, la CAF, la OMC y la ONU, entre otras.

Ventajas de ser anfitrión

Los jefes de Estados de los países más influyentes del mundo van a participar del foro dos días a fin de noviembre. Aunque en su momento se habló de realizar la reunión en Bariloche, la sede no está confirmada.

"La Argentina tiene una historia de muchos conflictos con el mundo y que ahora organice el G-20 significa la consolidación del compromiso del país de volver al plano internacional. Los líderes mundiales van a poder evaluar al país desde otro punto de vista que con simplemente una visita bilateral: van a estar más tiempo, van a ver la logística para la organización y cómo es la gente. Va a ser muy importante la percepción que se lleven", analiza Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI.

La elección del país a cargo de la presidencia del foro ocurrió en junio de 2016, cuando China ejercía el mando y luego de que el gobierno de Mauricio Macri postuló a la Argentina como señal de una mayor apertura internacional. Esta es la primera vez, en sus 19 años, que la cumbre del G-20 se realiza en Sudamérica.

"El G-20 es la reunión más importante que va a haber tenido lugar en la historia de la Argentina", aventuró Ariel Sigal, jefe de Gabinete del Ministerio de Hacienda.

"Se trata del foro más importante del mundo en la discusión de los temas de la política económica mundial. Porque hay muchos otros foros, pero los demás o son muy específicos, o tienen muy pocos países, o son tan grandes que no permiten que se tomen decisiones con efectos prácticos", explica Sigal.

Además de las más de 50 reuniones que habrá durante todo el año -antes de cada encuentro ministerial hay encuentros de equipos técnicos y de deputies, los segundos en la jerarquía de los ministerios- los funcionarios argentinos tendrán citas bilaterales con cada par internacional que aterrice en el país. "Este año, Buenos Aires es el lugar donde se discuten los principales temas de la agenda económica mundial y todo el mundo quiere ser parte de esa discusión", dice Sigal.

El Gobierno, asimismo, aprovechará su año de vidriera internacional para atraer inversiones. Se calcula que serán más de 400 personas las que llegarán al país para los encuentros de mañana y pasado si se cuenta a los ministros, presidentes de bancos centrales, y el total de las delegaciones. "La Argentina pasó de estar en cesación de pagos con todo el mundo a tener la presidencia del G-20", señaló el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el jueves pasado, sentado al lado de la directora del FMI, Christine Lagarde.

Las prioridades

El país que tiene la presidencia tiene la posibilidad de influir en la agenda y proponer temas que le interesan. El Gobierno eligió tres temas principales: "Futuro del trabajo", "Infraestructura para el desarrollo" y "Un futuro alimentario sostenible". Los dos primeros comenzarán a discutirse mañana en el encuentro de Finanzas.

"Estamos en medio de una revolución tecnológica con muchas innovaciones que están cambiando la naturaleza del trabajo. Esto nos presenta una oportunidad que tenemos que saber aprovechar. Todo nuestro sistema regulatorio está pensado para los empleos del siglo XX, pero eso cambió. Tenemos que mirar hacia adelante, a los nuevos trabajos que se crean. Es una iniciativa transversal, que abarca no solo áreas económicas", analiza Sigal.

En tanto, debatir cómo hacer crecer las inversiones en infraestructura es un tema de vital importancia para un país que necesita volcar un 25% del PBI para poder crecer un 5% en forma ininterrumpida durante muchos años, según datos de la Cámara de la Construcción.

Es por eso que el Banco Central tiene en carpeta un proyecto para crear instrumentos financieros que faciliten la inversión privada en infraestructura y que presentará en el foro mañana. "Es un problema que tienen todos los países, incluso aquellos que son desarrollados: la inversión en energía, rutas, sistema digital, escuelas, cloacas", agrega el funcionario de Hacienda.

Asimismo, para un país que tiene a la industria agropecuaria como su mayor activo en la columna de exportaciones, discutir la seguridad alimentaria es un tema de suma prioridad.

Un foro con perfil alto

Los países del G-20 representan el 85% del producto bruto global

20 Miembros

El foro está integrado por 19 países y la Unión Europea. España es miembro invitado permanente y la Argentina, como país organizador, convocó a Chile y a Holanda75%

75% Negocio global

Los países que integran el G-20, todos juntos, generan tres cuartas partes del comercio internacional, un dato clave para objetivo de la Argentina salir al mundo9

9 Organizaciones internacionales

También se suman directores de las Naciones Unidas, el FMI, la OCDE, el Banco Mundial, la OIT, el BID, la CAF, la OMC y el FSB57

57 Jefes de delegación

En la reunión de mañana y pasado habrá 22 ministros de finanzas, 17 presidentes de bancos centrales y 10 titulares de organizaciones internacionales50

50 Reuniones

A lo largo del año habrá encuentros de trabajo sobre agricultura, anticorrupción, comercio e inversiones, empleo, salud y sustentabilidad climática, entre otros