Argentina se moviliza durante funeral de nueva víctima de femicidio

Manifestantes marchan exigiendo justicia por el crimen de una joven de 21 años, víctima de femicidio, el 11 de abril de 2017 en Buenos Aires (AFP | EITAN ABRAMOVICH)

"Por vos juramos vencer", escribieron en pancartas varias organizaciones que apoyadas por estudiantes y familias despidieron el martes a Micaela García, una joven de 21 años violada y asesinada presuntamente por un violador serial bajo libertad condicional, otro femicidio que conmocionó a Argentina.

"Micaela estaba tratando de cambiar la realidad, siento orgullo por ella", dijo el padre de la joven, Néstor García abrazado a la madre en el funeral que se realizó en un centro deportivo de la ciudad de Concepción del Uruguay, 230 km al noroeste de Buenos Aires.

García, decano de la facultad Tecnológica Nacional de Concepción, describió a su hija como "una militante de barrio". Sus amigas recordaron el carácter combativo de la joven, que participó activamente en su provincia de las marchas del movimiento Ni Una Menos, que desde 2015 puso en la agenda el drama de la violencia de género en Argentina.

La joven, cuyo cuerpo fue descubierto el fin de semana pasado, desapareció el 1 de abril. Según informes policiales murió estrangulada, tras ser violada y golpeada el mismo día de su desaparición.

Su asesinato produjo una ola de indignación en este país donde se produce un femicidio cada 30 horas, según la ONG Casa del Encuentro.

"Despedimos a una compañera que luchó hasta lo último, que no se dejó violentar por una sociedad machista que ataca y cosifica a la mujer", dijo Damián Castro, compañero de militancia de la joven en la agrupación peronista Evita.

Micaela había desaparecido tras salir de una discoteca.

El principal sospechoso del crimen es Sebastián Wagner, quien había violado a dos mujeres en 2010 por lo que fue condenado a nueve años de cárcel en 2012. Sin embargo un beneficio judicial lo liberó cuatro años después.

El juez provincial que permitió la libertad anticipada de Wagner Carlos Rossi, solicitó licencia médica en medio del estupor social por el asesinato.

El presidente Mauricio Macri pidió la destitución del magistrado y legisladores impulsaron un juicio político.

Varias marchas pidiendo justicia se realizaron en las principales ciudades del país el sábado, cuando se halló el cuerpo.

Este martes el grito Ni una Menos se hizo oír en la Plaza de Mayo. El movimiento contra la violencia de género impulsó una marcha donde sobrevoló el nombre de Micaela entre manifestantes vestidos de negro.

"No quiero despedirte, mi amor, porque siempre vas a estar con nosotros", dijo el padre conmovido al dar el último adiós a los restos de su hija.