Argentina: el ministro de Seguridad contradice a la vicepresidenta

ARGENTINA-SEGURIDAD (AP)
ARGENTINA-SEGURIDAD (AP)

El ministro argentino de Seguridad Aníbal Fernández rechazó el viernes los cuestionamientos de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre la política para combatir la delincuencia y su advertencia de que es necesario ejercer más control sobre el accionar de las fuerzas policiales.

El ministro dijo no coincidir con la opinión vertida la víspera por la también exmandataria (2007-2015) de que las principales fuerzas de seguridad de Argentina actúan con demasiada autonomía y deben responder "efectivamente a las autoridades civiles”.

“Dice que las fuerzas se conducen solas y nadie lleva adelante la estrategia. En las cuatro (fuerzas) federales que me tocan, las decisiones las toma un civil que soy yo y la ejecutan los profesionales que son los policías”, dijo el funcionario sobre la actuación de la Policía Federal, la Gendarmería, la Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

En Argentina estás cuatro fuerzas y la policía de la provincia de Buenos Aires -bajo control del gobierno de ese distrito- han sido motivo de críticas en distintas ocasiones por sus excesos a la hora de mantener el orden o por la corrupción que salpica a sus filas.

“Me siento muy tranquilo porque sé lo que estamos haciendo”, sostuvo el ministro, uno de los más cercanos al presidente Alberto Fernández en la interna que mantiene con la vicepresidenta sobre la gestión.

No obstante, el funcionario acotó que aprecia a la vicepresidenta, en cuyo mandato dirigió varias carteras. “Eso no significa que diga sí a todo".

Fernández de Kirchner dijo en un acto político al que acudieron miles de simpatizantes que en Argentina se debe plantear un “acuerdo democrático sobre el tema de la seguridad".

“La democracia tiene una deuda en materia de seguridad de los vecinos... ningún partido político lo ha podido solucionar”, dijo Fernández de Kirchner en momentos en que el escenario político empieza a teñirse de un clima preelectoral de cara a los comicios generales de 2023.

La posibilidad de que la dirigente peronista busque ser candidata a presidenta o a otro cargo toma fuerza por algunas de las declaraciones que ha vertido relacionadas con su deseo de “hacer, como siempre, lo que tenga que hacer" por Argentina, sin dar más detalles.

Fernández de Kirchner dijo que "las fuerzas de seguridad son una parte de la solución y también son parte del problema si no se subordinan al poder civil” y apuntó que durante su gobierno fueron desplegados miles de gendarmes (policías de fronteras) en el populoso cinturón de Buenos Aires, considerado un punto caliente en materia de inseguridad.

“No sé por qué no podemos volver a hacer lo mismo, en vez de tenerlos en el medio de la Patagonia", agregó la exmandataria sobre una de las principales preocupaciones de los argentinos junto con la inflación.

El ministro se mostró en desacuerdo. “No es verdad. Nosotros tenemos 2.780.400 kilómetros cuadrados. Lo que hacen (los efectivos) en la Patagonia está pensado y diagramado”, afirmó.

La vicepresidenta también instó a que los distintos partidos acuerden separar "a los violentos” del escenario político al recordar el atentado frustrado que sufrió el 1 de septiembre cerca de su domicilio. Dos hombres y una mujer están detenidos y procesados por el hecho.