Argentina: nuevas medidas buscan limitar compra de dólares

BUENOS AIRES (AP) — El gobierno dispuso argentino dispuso nuevas medidas restrictivas para la compra de dólares y otras divisas extranjeras en un intento de reducir la fuga de capitales al exterior y combatir la economía informal y el lavado de dinero.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se encarga desde el lunes de autorizar previamente la compra y venta de divisas a la persona o empresa solicitante en función de los ingresos declarados y el destino de los fondos. La autorización se puede conseguir por internet y es obligatoria para que las entidades financieras y las casas de cambio habilitadas por el Banco Central puedan realizar la operación.

El dólar cotizaba el lunes a 4,26 pesos argentinos.

Pese a que la medida está operativa, algunos bancos y casas de cambio de Buenos Aires suspendieron la compra y venta de dólares al público por "adecuación al nuevo sistema".

Según el gobierno, la disposición publicada en el Boletín Oficial busca combatir la economía informal y el lavado de dinero. Pero para los economistas privados el objetivo es restringir la demanda de dólares --la divisa más solicitada en el mercado local-- y la constante fuga de capitales.

Más de 6.000 millones de dólares se habrían "fugado" al exterior en los últimos dos meses, dijo a AP el economista Fausto Spotorno, de la consultora Orlando Ferreres y Asociados. De esta forma, durante 2011 se produciría una salida de unos 20.000 millones, el doble que en 2010, según cálculos privados.

Por otro lado, se estima que los argentinos tienen unos 160.000 millones de dólares depositados en el exterior.

Cualquier persona que quiera realizar una compra o venta de dólares debe presentar de ahora en más su documento de identidad, la clave única de identificación tributaria o el código único de identificación laboral. Con ello se pretende determinar si el interesado tiene fondos suficientes declarados y su situación fiscal es regular.

Según Spotorno, "no están claros" los mecanismos y los requisitos para tramitar el permiso a través de la AFIP. El economista señaló que el gobierno pretende disuadir con trámites engorrosos la compra de la divisa estadounidense, pero en cambio podría terminar "incentivando el mercado paralelo del dólar", en el que la divisa tiene un valor superior.

Por otro lado, y en principio de forma temporal, no se podrán realizar operaciones cambiarias por cajeros automáticos, banca telefónica o internet.

El ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, afirmó a radio La Red que la AFIP busca "conocer el origen" de los fondos con los que se compran dólares y no tanto el destino que se da a la divisa. Subrayó que el que tiene todo en orden "no debe preocuparse".

Indicó además que adquirir dólares con esta modalidad "demandará el mismo tiempo que requiere la aprobación para una compra con tarjeta de crédito".

"Nosotros venimos trabajando en una serie de cuestiones que tienen que ver con el combate al lavado de dinero, con el combate a la economía informal y es una medida que va en ese sentido", agregó el ministro.

Afirmó que "hay un dólar que se puede comprar en los bancos y casas de cambio; todo lo demás es ilegal porque tiene que ver con maniobras de especulación y lavado de dinero".

Según analistas, en Argentina existe un 30% de trabajadores que no declarados fiscalmente.

Tradicionalmente, los argentinos se han refugiado en el dólar debido en parte a los periódicos ciclos de inestabilidad económica y financiera.

Según economistas consultados, el dólar sigue siendo un activo atractivo para ahorrar porque la creciente inflación --que según el gobierno fue de 7,3% en los últimos nueve meses y para analistas privados sería más del doble de esa cifra-- desmotiva el ahorro en pesos ya que la gente prefiere destinarlos al consumo.

El 26 de octubre, tres días después de que la presidenta Cristina Fernández fue reelegida con un amplio respaldo, el gobierno comenzó a aplicar medidas tendientes a mantener el valor del dólar y evitar la fuga de capitales. Así, restableció la obligación de que petroleras y mineras ingresen y negocien en el mercado de cambios local la totalidad de las divisas provenientes de sus exportaciones.

La medida apuntaría a lograr que haya más oferta de dólares en la plaza para evitar que siga aumentando el valor de la moneda estadounidense. Según cálculos privados, el Banco Central tuvo que vender 2.000 millones de reservas en octubre para mantener estable el valor de la divisa, cerca de 500 millones más que en septiembre.

Además, las autoridades dispusieron un plazo de 50 días corridos para que las empresas de seguros traigan al país los fondos que tienen en el exterior.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK