Argentina: llegan turistas limítrofes tras descenso de COVID

·3  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Turistas de países limítrofes llegaron el viernes a Argentina en el marco de una paulatina reapertura de las fronteras y otras flexibilizaciones que entraron en vigor por el descenso de los contagios de COVID-19.

Un contingente de uruguayos arribaron en un buque por vía fluvial a Buenos Aires junto a argentinos que se encontraban en el país vecino, informó en una rueda de prensa la directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano.

Según la nueva normativa, desde el 1 de octubre pueden ingresar “mediante corredores seguros” aquellos “nacionales o residentes de países limítrofes que hayan permanecido en esos últimos durante los 14 días previos al ingreso al territorio argentino”, precisó la funcionaria.

Esos corredores seguros son, entre otros, los aeropuertos situados en las turísticas provincias de Mendoza y Misiones, que son limítrofes con Chile y Brasil; la terminal portuaria de Buenos Aires; la aérea de las afueras de la capital y el puerto de Ushuaia, en el extremo sur del país.

En un intento por reactivar el alicaído sector turístico se irá flexibilizando en distintas etapas el cupo de entrada de visitantes. Entre el 1 y el 3 de octubre se habilitarán 2.300 plazas de pasajeros diarias, mientras que entre el 4 y el 10 serán 3.000 por día. A partir del 1 de noviembre se eliminará completamente el cupo habilitándose la llegada de extranjeros del resto del mundo.

Los visitantes del exterior deben tener el esquema completo de vacunación con las vacunas aprobadas en sus países de origen y un test de PCR negativo realizado en las 72 horas previas a su llegada. No estarán obligados a realizar una cuarentena.

A modo de prueba piloto Argentina había autorizado el lunes y por cuatro días el ingreso de turistas desde Chile y Brasil por vía terrestre a las provincias de Mendoza y Misiones.

Otras de las flexibilizaciones que entraron en vigor mediante un decreto son la eliminación de la obligatoriedad del uso del tapabocas en espacios públicos y el retorno del público a los estadios de fútbol con un aforo del 50%.

Las discotecas podrán funcionar a su vez con un aforo del 50% de personas que deberán tener el el esquema de vacunación completo 14 días previos al ingreso al local.

Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires anunciaron que esperarán para autorizar la circulación en la vía pública sin el barbijo hasta que el 70% de la población esté inmunizada con el esquema completo, lo cual podría demorar unas dos semanas.

Otras jurisdicciones como Jujuy, en el norte, y Santa Fe, en el este, tampoco se plegarán por ahora al decreto.

Las flexibilizaciones se producen tras la mejora de la situación epidemiológica en el país sudamericano, en gran parte por la aceleración de la campaña de vacunación y ante el escaso avance de la contagiosa variante Delta.

Desde el inicio de la pandemia unas 5,2 millones de personas se contagiaron y más de 115.000 fallecieron de COVID.

Unos 29,6 millones de ciudadanos han recibido una dosis de alguna vacuna y 22,3 millones las dos dosis de una población total de unos 45 millones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.