Argentina: Justicia revisa clínica con brote de neumonía

·1  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Un equipo de científicos enviado por la justicia realizaba el martes una inspección ocular en la clínica de la ciudad argentina de San Miguel de Tucumán donde se registró un brote de neumonía bilateral causada por legionella que afectó a 22 pacientes, de los cuales seis murieron.

El procedimiento se realiza en el Sanatorio Luz Médica por parte de integrantes del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales y bajo la supervisión del Ministerio Público Fiscal de Tucumán, provincia situada en el norte de Argentina, a unos 1.200 kilómetros de Buenos Aires.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, confirmó el sábado la legionella como el origen de un misterioso brote de neumonía que ha puesto en guardia a las autoridades.

Se espera que los inspectores revisen el tanque de agua y los conductos del aire acondicionado central del sanatorio, que está cerrado y sin pacientes. Diez de los enfermos se están recuperando en sus domicilios y otros seis permanecen internados en otro centro de salud.

Según miembros de la Sociedad Argentina de Infectología, la legionella es una bacteria que se conoce desde 1977 que puede encontrarse fundamentalmente en ecosistemas acuáticos aunque también en los suelos, donde puede sobrevivir en un amplio rango de condiciones fisicoquímicas.

Desde el ambiente puede pasar a colonizar los sistemas de distribución y almacenamiento de agua como así también los sistemas de refrigeración de aires acondicionados como por ejemplo las torres de condensación.

La neumonía bilateral afecta sobre todo a mayores de 50 años, fumadores, aquellos que tienen condiciones previas como diabetes “o inmunocompromiso o enfermedades respiratorias, que son la mayoría de los casos que han tenido desenlace fatal”, dijo la ministra de Salud.