Argentina: inundaciones también afectan distrito bonaerense

BUENOS AIRES (AP) — Las inundaciones no dan tregua en Argentina. A los anegamientos ocurridos recientemente en siete distritos del país se sumaron los que afectan en la actualidad a varias localidades del norte de la provincia de Buenos Aires, que han ocasionado más de 1.000 evacuados.

Unas mil personas tuvieron que abandonar sus viviendas en la localidad de Salto, 200 kilómetros al norte de la capital argentina, la cual sufre una inundación histórica por la crecida del río homónimo, cuyo nivel llegó a un récord de 9,58 metros, según los bomberos.

Ricardo Alessandro, alcalde de Salto, dijo el viernes a la prensa que la situación es "gravísima" y que está cortado el puente que une esta localidad con la de Pergamino, también afectada por anegamientos junto a la cercana Arrecifes. Varias rutas y campos están cubiertos por el agua en esta zona, una de las más ricas en producción agropecuaria del país.

Virginia Laino, jefa de Emergencias de la provincia de Buenos Aires, explicó al canal de televisión Todo Noticias que la situación obedece a que la cuenca del río Arrecifes "esta sobresaturada estos días por agua que viene bajando de cuenca superior" a causa de recientes lluvias intensas "que está entrando" en varias localidades.

El río Arrecifes recorre parte del norte de la provincia de Buenos Aires, una de las zonas más fértiles de la Pampa. Cambia su nombre por el de Río Salto cuando atraviesa el municipio homónimo.

En tanto, el jefe de Bomberos de Salto, Osvaldo Lori, indicó que esta inundación superó la de 2015, que ocasionó muchos daños.

"El agua afectó a zonas donde la gente pensó que no iba a llegar. Hay 70 bomberos distribuidos en cuatro puntos de la ciudad", ayudando a los pobladores a evacuarse, dijo Lori.

Las imágenes de televisión mostraron escenas de calles completamente anegadas en varios barrios, con el agua llegando a la altura de las ventanas de las viviendas.

Las lluvias que cayeron con fuerza en las últimas semanas en siete provincias argentinas, tanto en el norte y centro como en el sur del país, dejaron al menos dos muertos, pueblos bajo el agua, miles de personas acampando a la vera de rutas y más de 10.000 evacuados.

En la ciudad de Comodoro Rivadavia, 1.757 kilómetros al sur de Buenos Aires, unas 500 personas permanecían refugiadas el viernes en seis centros de acogida tras haber perdido sus viviendas a raíz de las inundaciones provocadas por el intenso temporal de la semana pasada.

Comodoro Rivadavia fue declarada zona de desastre. Las lluvias provocaron pérdidas millonarias, con rutas, caminos y viviendas destruidas y servicios interrumpidos, mientras que unos 100.000 habitantes habrían resultado afectados directa o indirectamente por los anegamientos.

Los equipos de emergencia del gobierno nacional continúan trabajando para brindar asistencia a los pobladores de las distintas zonas del país afectadas por las inundaciones y los recientes temporales, señaló un comunicado oficial.

Las inundaciones se han vuelto más frecuentes en Argentina en los últimos años, aunque normalmente afectan de manera mayoritaria al este del país.