Argentina tendrá una inflación de un dígito en 2019, dice ministro

El ministro argentino de Finanzas, Luis Caputo (L), y el de Hacienda, Nicolás Dujovne, en un acto en el Congreso, en Buenos Aires, el 1 de marzo de 2017 (AFP | Juan Mabromata)

La economía argentina recién podrá exhibir una inflación similar a la de sus vecinos en 2019, cuando caiga a alrededor de 5%, dijo este sábado a AFP el ministro argentino de Hacienda, Nicolás Dujovne.

"Hemos decidido hacer lo que hacen los demás países. Por eso lo llamo normalización. Nos falta un poco pero estamos en esa dirección. Vamos a tener una inflación parecida a la de nuestros vecinos recién en 2019, cuando tengamos una inflación de 5%", dijo el funcionario argentino.

En su último panorama económico global, divulgado el martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) expresó un claro respaldo a la trayectoria de la economía argentina, aunque dejó claro que la cuestión de la inflación continúa siendo un motivo de preocupación.

De acuerdo con el FMI, Argentina deberá terminar este año con una inflación de 25,6%, para caer moderadamente a 18,7% anual en 2018.

La inflación rondó el 40% en 2016 y es el talón de Aquiles del gobierno de Mauricio Macri, quien ha enfrentado su primera huelga nacional este mes por el reclamo sindical de un cambio de rumbo económico.

Inicialmente, el gobierno argentino había expresado una expectativa de inflación para este año del orden de 17%, aunque posteriormente el Banco Central la elevó a 21,2%.

El viernes, el economista jefe del FMI para América Latina, Alejandro Werner, volvió a expresar un diplomático respaldo a la política económica en marcha en Argentina, pero mencionó que se trata de la sexta mayor inflación en el mundo este año.

"Creo que al hablar de los pronósticos perdemos de vista el tema más importante, de lo atípico que es hoy países con inflación del 17%, el 20% o el 21 por ciento. La Argentina es el sexto país con la inflación más alta del mundo", había dicho Werner el viernes en la sede del FMI.

Para el alto economista del FMI, es importante que los gobiernos adopten "una estrategia enfocada a reducir la inflación rápido a una tasa razonable".

Este sábado, Dujovne prefirió un abordaje diferente del problema: "Podría ser la sexta inflación más alta del mundo, pero también el país que más bajó la inflación en el año 2017", dijo.

En opinión del funcionario argentino, "si se pierde de vista que estamos bajando la inflación a la mitad, me parece que no tiene ningún sentido ese número".

Salvo Argentina y Venezuela, los países de América Latina deberán cerrar el año con una inflación de un solo dígito, según el FMI.