Argentina impone nuevo control para intentar reducir presión sobre golpeado tipo de cambio

·4  min de lectura
Un hombre camina frente a la fachada principal del banco central de Argentina, en el centro financiero de Buenos Aires

Por Jorge Otaola

BUENOS AIRES, 16 nov (Reuters) - El peso argentino profundizaba su sesgo bajista el martes pese al esfuerzo del banco central (BCRA), quien coordinaba con el ente regulador de activos limitar la operatoria mediante bonos para quitar liquidez a plazas cambiarias alternativas con la idea de reducir la demanda de dólares.

La alta inflación, el fuerte déficit fiscal, los controles cambiarios y la falta de acuerdo para renegociar deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), presionan al tipo de cambio, pese a que se despejó el panorama electoral con el triunfo opositor en los recientes comicios legislativos.

A dos días de la derrota en las urnas, el Gobierno volvió a ajustar los controles de cambio con más limitaciones para la operación del dólar en el denominado "Contado con Liquidación" (CCL), mediante el cual se sacan divisas al exterior con la inversión de pesos en la plaza doméstica.

Una resolución de la Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció que desde este martes el límite de operaciones en el bursátil 'CCL' deberá respetar un tope técnico (50.000 dólares nominales) más allá de las compras de títulos públicos en moneda extranjera que haya hecho cada inversor.

"Cada vez más el banco central se queda sin poder de fuego, pierde reservas a diario y necesita seguir cerrando el cepo cambiario. A la prohibición a que los bancos compren dólares hasta fin de mes, ahora tuvo que pedirle a la CNV otra medida y hace que prácticamente por ahora (martes) no se logre rearmar el 'Contado con Liquidación' real", explicó un agente bancario.

La coalición de centroizquierda que gobierna Argentina quedó al borde de una crisis política tras la cachetada electoral que sufrió el domingo, que la obligará a buscar consensos con la oposición para dejar atrás una prolongada crisis económica.

Un vocero del FMI dijo el lunes por la noche que "continúan trabajando" en un plan que aborde "los desafíos económicos y sociales más urgentes de Argentina, incluyendo la elevada inflación, que golpea de manera desproporcionada a los más vulnerables".

* El peso mayorista se depreciaba un tenue 0,03%, a 100,30/100,32 por dólar, gracias a la permanente regulación de liquidez impuesta desde el BCRA que debió vender unos 655 millones de dólares de sus débiles reservas en las últimas cinco rondas.

* La autoridad monetaria también participaba activamente en el mercado de futuros, donde sus márgenes operativos se le achican dado los cupos de volumen que posee en los diferentes contratos, coincidieron agentes cambiarios que intervienen en dicho segmento.

* A diciembre, el peso cotizaba a 104,7 por dólar mediante la plaza del Rofex, cuando el Gobierno pretende cerrar el año en un nivel de 102,4 unidades. A julio del 2022, los contratos se pactaban a 140,5 por dólar.

* A criterio de los analistas, la fuerte búsqueda de dólares ratifica los temores a una eventual mayor agilización en el ritmo devaluatorio en breve, aunque desde el Gobierno se desmiente esta alternativa pese a la brusca brecha cambiaria con mercados alternativos de casi un 100%.

* El refuerzo al cepo cambiario hacía que el 'CCL' tuviera un extraño comportamiento, con desplome de un 9,2% en su punta vendedora a un nivel piso récord de 208,1 pesos por dólar, y una inusual diferencia con el valor de compra ubicado en las 190,9 unidades hacia las 1600 GMT.

* La moneda nacional en otras rondas alternativas cotizaba también con dispares caídas, a 199,7 en el "dólar MEP", en la zona de 217 unidades en la negociación "Senebi" y a 200 por dólar en la reducida pero referencial plaza informal, dijeron operadores.

* "Un default con el FMI no está en los planes de nadie con poder de decisión en el oficialismo; de hecho, el acuerdo es posiblemente la única noticia económica positiva hoy al alcance del Gobierno", señaló el economista Eduardo Levy Yeyati.

* El bursátil S&P Merval de Buenos Aires se desplomaba un 3,25%, a 89.966,25 unidades por renovadas toma de utilidades en línea con la victoria de centroderecha en las elecciones, un sector más amigable a los mercados.

* La bolsa absorbió muy rápidamente un inicio alcista, en un contexto donde una semana atrás marcó un valor máximo histórico intradiario de 97.024,42 puntos.

* El riesgo país argentino elaborado por el banco JP Morgan subía dos unidades, a 1.686 puntos básicos, al tiempo que los bonos extrabursátiles soberanos promediaban una marcha neutra con notoria caída de liquidez en línea a las medidas en conjunto del BCRA y la CNV.

(Reporte de Jorge Otaola; Con la colaboración de Hernán Nessi; Editado por Maximilian Heath)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.