Argentina y FMI seguirán negociaciones para desembolso tras visita de Massa

·3  min de lectura

Argentina y el FMI seguirán negociando esta semana un desembolso en el marco del programa crediticio firmado por Buenos Aires con la institución, informó el lunes la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, tras reunirse en Washington con el ministro de Economía argentino, Sergio Massa.

"Nuestros equipos continuarán las reuniones de manera virtual esta semana" en busca de un acuerdo "en los próximos días", afirmó Georgieva en un comunicado.

En rueda de prensa, Massa aseguró que a partir del viernes estará terminada la documentación para transmitírsela al directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que valida las conclusiones de las negociaciones técnicas.

Georgieva calificó de "muy positivo" el encuentro con el ministro argentino, después de una semana "de reuniones productivas y altamente profesionales" entre los "equipos técnicos", y alabó "los fuertes pasos" tomados por Argentina para "estabilizar los mercados y revertir un escenario de alta volatilidad".

Según Georgieva, Massa "expresó su clara intención" de estabilizar la economía argentina y garantizar un crecimiento sustentable "bajo los principios de orden fiscal y el fortalecimiento de las reservas".

- Prueba de fuego -

Ha sido la primera gran prueba de fuego de Massa en Washington como ministro de Economía, en su intento por tranquilizar al Fondo sobre los compromisos adquiridos en un acuerdo crediticio por unos 44.000 millones de dólares.

El gobierno del presidente Alberto Fernández debe aumentar sus reservas internacionales y reducir el déficit fiscal, de 3% del Producto Interno Bruto en 2021 a 2,5% este año, 1,9% en 2023 y 0,9% en 2024, en virtud de los compromisos con el organismo multilateral.

Georgieva insistió en que las metas del programa con Argentina "se mantendrán sin ser alteradas", y constató "concluyentes avances" en los parámetros fiscales, la política monetaria y la acumulación de reservas, así como esfuerzos de Buenos Aires por combatir la evasión fiscal y el lavado de dinero.

- Mucho por hacer -

Massa dijo que se va "satisfecho" de Washington, porque "el camino de trabajo" para el segundo semestre con el FMI queda "coordinado y cerrado", pero reconoció que queda mucho por hacer.

"Tenemos una economía que ha generado empleo a lo largo de los últimos dos años, que viene consolidando el crecimiento pero también tiene desafíos y problemas por resolver", como la alta inflación, dijo.

Argentina registra uno de los índices de inflación más altos del mundo, con un acumulado de 46,2% de enero a julio y proyecciones de 90% para el cierre de este año. Además el 37% de la población vive sumida en la pobreza.

La guerra en Ucrania, tras la invasión rusa, estuvo presente en el encuentro en el FMI y en el resto de las reuniones de Massa en Washington. Según el ministro, los proyectos en el sector del gas en Argentina permitirán reducir la importación de energía el año que viene.

La reunión estuvo precedida por otra en el Departamento del Tesoro estadounidense, a la que se sumó la secretaria Janet Yellen, algo bastante inusual.

- "Guarida fiscal" -

Allí pidió al gobierno del presidente estadounidense Joe Biden que facilite el intercambio de información financiera sobre las cuentas de argentinos no declaradas en Estados Unidos.

"El Tesoro lo vio con buenos ojos porque imagino que, en definitiva, a sus autoridades no les debe generar mucho agrado que, de alguna manera, el sistema financiero de Estados Unidos funcione como guarida fiscal", declaró Massa.

Tras una maratónica semana de reuniones, el ministro no regresa a Argentina con las manos vacías, sino con promesas de miles de millones de dólares bajo el brazo: casi 5.000 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para 2022 y 2023, y otros 900 millones del Banco Mundial (BM), así como planes de inversiones en materia energética, minera y de hidrocarburos.

En la vertiente diplomática, la visita también fue exitosa porque el gobierno estadounidense le abrió las puertas de par en par y mostró "su compromiso con Argentina", según el ministro.

"Para Argentina fue una buena semana pero es un paso más de los tantos que tenemos que dar para consolidar la estabilización y buscar crecimiento con inclusión" afirmó.

erl/mr/ad