Argentina dice exportaciones de maíz están "abiertas" pese a disputa con agricultores

·2  min de lectura
Un camión pasa junto a las plantas de maíz en una tierra de cultivo en Chivilcoy, ciudad de la provincia de Buenos Aires

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 12 oct (Reuters) -El mercado de exportación de maíz de Argentina sigue "abierto" a pesar de una nueva política del Gobierno que prioriza cultivos ya recolectados por sobre las ventas de la cosecha 2021/22, informó el martes el Ministerio de Agricultura.

La cosecha 2021/22 de Argentina, el segundo exportador mundial de maíz, está siendo sembrada en este momento y el Gobierno quiere vender más cereal de la temporada anterior antes de aprobar las exportaciones de la próxima cosecha, que comenzará en unos cinco meses.

De los 55 millones de toneladas de maíz que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires espera que se cosechen la próxima temporada, un récord de 38,5 millones ya ha sido vendido, según datos oficiales, mientras los agricultores buscan congelar los altos precios internacionales en momentos en que sus costos internos están bajo presión inflacionaria.

"Argentina se encamina a exportar un volumen histórico de maíz, superior a todo precedente", señaló el Ministerio de Agricultura a través de un comunicado. "Las exportaciones están abiertas", agregó.

La cámara de compañías exportadoras CIARA-CEC dijo el martes que la nueva política no marcaba un cierre de exportaciones sino una medida para priorizar el maíz ya cosechado para la venta internacional.

El Ministerio "tiene autoridad" para regular el mercado de esta manera, dijo a Reuters Gustavo Idígoras, titular de CIARA-CEC.

Sin embargo, los agricultores calificaron la medida como una intervención innecesaria. La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), que agrupa a las principales asociaciones rurales del país, emitió un comunicado el martes donde expresó su "preocupación".

"El sector necesita recuperar el camino de la transparencia de los mercados para restituir la confianza", señaló la CEEA, que agregó que los agricultores vienen rechazando desde hace meses lo que llaman una restricción de hecho a las exportaciones de granos destinada a controlar el aumento local de precios de los alimentos antes de las elecciones legislativas de noviembre.

La inflación en Argentina se ubica en torno del 50% anual, mientras la economía sale de una larga recesión exacerbada por la pandemia de COVID-19.

La coalición peronista gobernante fue derrotada en las elecciones primarias del mes pasado, lo que expuso disputas dentro del oficialismo.

El peronismo ha chocado históricamente con el sector del campo. A principios de este año, el Gobierno impuso temporalmente cuotas a las exportaciones de maíz y amenazó con elevar los impuestos a los embarques de trigo, lo que desató protestas.

(Reporte de Hugh Bronstein. Escrito en español por Lucila Sigal, editado por Nicolás Misculin)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.