Argentina limita exportaciones maíz y trigo a 41,6 million T y 12,5 million T para 21/22

·3  min de lectura
Una cosechadora recolecta trigo en un campo en General Belgrano, Argentina

Por Nicolás Misculin y Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 17 dic (Reuters) -El Gobierno de Argentina limitó el viernes el volumen de maíz y trigo del ciclo 2021/22 que puede ser exportado a 41,6 millones y 12,5 millones de toneladas, respectivamente, dado que teme que una escasez doméstica de cereales impulse los valores de los alimentos en el país, en medio de una inflación en torno al 50%.

Argentina es el segundo exportador mundial de maíz y un proveedor mundial clave de trigo. Sin embargo, el Gobierno argentino ha apuntado contra los mercados de exportación para explicar la elevadísima inflación que sufre, aplicando intervenciones que son rechazadas por el sector agropecuario.

"Las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) (de maíz y de trigo) a registrar no podrán exceder los (nuevos) volúmenes de equilibrio" establecidos por el Gobierno, señaló una resolución del Ministerio de Agricultura publicada el viernes en el Boletín Oficial.

Julián Domínguez, el titular de Agricultura, luego señaló que los 'volúmenes de equilibrio' 21/22 son de 41,6 millones de toneladas para el maíz y de 12,5 millones de toneladas para el trigo, en un comunicado de la cartera. "De manera que no comprometan el abastecimiento al mercado interno", explicó.

En la campaña 2020/21 el total de DJVE para el maíz fueron de 39,8 millones de toneladas para el maíz y de 11,2 millones de toneladas para el trigo. Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BdeC) en ese ciclo se produjeron 52,5 millones de toneladas de maíz y 17 millones de trigo.

Hasta el miércoles agroexportadores habían hecho DJVE para el maíz 21/22 de 15,5 millones de toneladas y de 9,1 millones de toneladas en el caso del trigo 21/22, de acuerdo a datos oficiales.

Mientras tanto los agricultores argentinos están sembrando el maíz y cosechando el trigo de la temporada 2021/22. La BdeC espera cosechas récord de ambos cereales, de 57 millones y 21 millones de toneladas, respectivamente.

RECHAZO

La decisión es una nueva intervención del Gobierno peronista del presidente Alberto Fernández en la dinámica exportadora del sector agropecuario, el motor de la golpeada economía argentina y la principal fuente de las divisas que tanto necesita el país.

La semana pasada el Gobierno mantuvo una reunión con los principales líderes agropecuarios de Argentina, a quienes anunció que, tras fuertes reclamos del sector rural, que flexibilizaría límites a las exportaciones de carne bovina, trayendo distensión a la relación con los productores.

Sin embargo, la nueva medida vuelve a generar descontento entre los actores de la cadena agrícola del país.

"Nos gustaría que no existiera norma alguna pero es una decisión del Gobierno", dijo a Reuters Gustavo Idígoras, presidente de la cámara de empresas exportadoras de granos CEC.

Por su parte, la Sociedad Rural Argentina (SRA) señaló en un comunicado que la medida del Gobierno de Fernández generará una sobreoferta artificial, lo que desalienta la producción de esos cereales.

"Las autoregulaciones formales o informales (...) o esta cuotificación para el trigo y el maíz, dañan al país y nos hacen mal a todos", dijo Nicolás Pino, presidente de SRA, de acuerdo al comunicado.

(Reporte de Nicolás Misculin y Maximilian Heath;Editado por Jorge Otaola, Eliana Raszewski)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.