Argentina descubre una bacteria en brote de neumonía que dejó cuatro muertos

·2  min de lectura

Buenos Aires, 3 sep (EFE).- El Ministerio de Salud argentino confirmó este sábado que el brote de neumonía de origen desconocido fue producto de una bacteria identificada como Legionella, según informaron fuentes oficiales.

“Los resultados obtenidos a través de la técnica de secuenciación total del ADN (metagenómica) de las muestras remitidas para su análisis a la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán”, que dieron positivo para genoma de Legionella”, indicaron en el documento.

La ministra de Salud argentina, Carla Vizzotti, viajó hoy a la provincia de Tucumán (norte) acompañada por funcionarios y técnicos de la cartera sanitaria para brindar apoyo a los equipos médicos de la zona.

Hasta el momento, cuatro personas fallecieron a causa de esta enfermedad y otras siete permanecen internadas por este brote de neumonía de las cuales tres están en sus domicilios cumpliendo protocolos de seguimiento.

“En cuatro muestras se detectó genoma de la bacteria Legionella quedando pendiente la tipificación de la misma, la sospecha es que sea Legionella pneumophila”, aseguró Vizzotti durante una conferencia de prensa.

Vizzotti estuvo acompañada por Luis Medina Ruiz, ministro de salud de Tucumán, y Eva Jané Llopis, representante de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS) en Argentina.

La ministra de salud explicó que este brote de neumonía bilateral es originado por la presencia de esta bacteria que se transmite por vía inhalatoria a través de la aerosolización de agua en relación a los sistemas de aire central o de flujos de agua.

“Tiene un impacto más importante en personas con condiciones de riesgo, mayores de 50 años, personas tabaquistas o con algunas otras condiciones crónicas como diabetes o inmunocompromiso o enfermedades respiratorias, que son la mayoría de los casos que han tenido desenlace fatal”, dijo la ministra.

Por último, Vizzotti aseguró que “se dispone de un tratamiento antibiótico” para tratar la enfermedad y que no se transmite de persona a persona, sino a través de fuentes comunes de aerosolización.

(c) Agencia EFE