Argentina: Dólares por soja alivian reservas internacionales

·2  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Más de 1.000 millones de dólares ingresaron a la Argentina en los últimos tres días por exportación de soja y derivados tras la implementación de un nuevo tipo de cambio oficial para este sector con el objetivo de fortalecer las alicaídas reservas internacionales del país sudamericano.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina reportó el miércoles ventas externas del complejo sojero por 1.075 millones de dólares desde que el lunes el gobierno del presidente Alberto Fernández implementó un nuevo régimen de tipo de cambio para los exportadores de este grano, una de las principales fuentes de divisas para Argentina.

Por este mecanismo vigente por el mes de septiembre, los productores agropecuarios --que están obligados a liquidar sus exportaciones ante el Banco Central-- reciben 200 pesos argentinos por cada dólar mientras que para el resto de los sectores de la economía su cotización se mantiene en 147 pesos.

Este régimen cambiario especial fue lanzado en julio por la exministra de Economía Silvina Batakis como una forma de alentar la comercialización de granos que se mantenía frenada por los productores al considerar poco conveniente vender la cosecha de soja a un tipo de cambio inferior respecto a la cotización del dólar en el mercado informal (284 pesos) y en contexto de inflación en julio de 71% interanual.

El sucesor de Batakis, Sergio Massa, mejoró la cotización del llamado “dólar soja” y logró una adhesión “superior a las expectativas”, reconoció el miércoles el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo.

El funcionario dijo durante un acto oficial que la meta del gobierno es superar este mes los 5.000 millones de dólares por ventas externas de soja y derivados con el objetivo de recuperar las reservas internacionales que en el último año se redujeron considerablemente por importaciones de energía, compromisos de deuda y la intervención del Banco Central en el mercado informal de cambios para evitar que se amplíe la brecha con la cotización oficial.