Argentina concluye amnistía fiscal con cifra récord

BUENOS AIRES (AP) — Argentina cerró en marzo el plan de sinceramiento fiscal más exitoso de su historia con 117 mil millones de dólares declarados, de los cuales más de la mitad comprende inversiones, cuentas e inmuebles en el exterior.

Lanzado en julio de 2016 y finalizado el 31 de marzo último, el blanqueo de capitales fue interpretado por el gobierno de Mauricio Macri como un guiño hacia la gestión económica en un país con un alto nivel de evasión fiscal atribuido a la desconfianza tras reiteradas crisis a lo largo de su historia.

"El resultado del sinceramiento implica un voto de confianza, no sólo en este gobierno, sino en el país", dijo el martes el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una rueda de prensa convocada para oficializar los datos finales de la amnistía fiscal. "El objetivo ahora es seguir normalizando la economía para que esos fondos tributen, pero también inviertan y apalanquen el crecimiento económico", agregó.

El fisco recaudó 9.522 millones de dólares en concepto de penalidades, que serán destinados al reajuste de haberes y cancelación de deudas previsionales de jubilados y pensionados.

Aunque no hay números oficiales, se estima que hay 200.000 millones de dólares en bienes y dinero en efectivo de argentinos no declarados a causa de los vaivenes de su economía en las últimas décadas.

Del monto total sincerado, 93.300 millones de dólares se encuentran en el exterior, la mayoría en inversiones y cuentas radicadas en Estados Unidos y Suiza. En el caso de inmuebles en el extranjero, prevalece Uruguay como destino predilecto.

El mayor monto declarado en el marco de una amnistía fiscal había sido de 4.692 millones de dólares en 2013 durante el anterior gobierno de Cristina Fernández (2007-2015).

Los analistas económicos reconocieron que la cifra oficializada este martes superó las expectativas, aunque advirtieron que los contribuyentes están expectantes a los próximos pasos que dará el gobierno antes de tomar la decisión de repatriar su dinero radicado en el exterior y ayudar así a la reactivación de la economía.