Argentina comienza a restringir la circulación por la segunda ola de covid-19

Agencia EFE
·4  min de lectura

Buenos Aires, 9 abr (EFE).- Argentina comenzó este viernes a aplicar un paquete de medidas destinado a frenar la segunda ola de la pandemia de coronavirus, que desde hace días azota al país, y que incluyen la prohibición de salir a la calle en la madrugada y restricciones en el uso del transporte público.

Las medidas entraron en vigor a la medianoche de este viernes, cuando comenzó el toque de queda que, en los territorios de "alto riesgo epidemiológico y sanitario", impide circular por la vía pública entre las 00.00 y las 6.00 horas, mientras que las provincias tendrán potestad para ampliar este horario siempre que no supere las 10 horas.

Esta segunda ola, al igual que ocurrió con la primera, tiene a la ciudad de Buenos Aires y su populosa área metropolitana (AMBA) como zona más afectada, por lo que en este territorio se aplicarán los mayores controles de tránsito, ya que el transporte público queda reservado para los trabajadores considerados esenciales.

CONTROLES DE TRÁNSITO

Las autoridades de la ciudad informaron que "se reforzará la presencia de agentes de tránsito" en las principales estaciones porteñas, como las de Constitución y Retiro, así como en las paradas del metro y de metrobús, "para controlar que se cumplan los protocolos establecidos en el transporte público".

Para fomentar el traslado en coche se ampliarán las plazas de aparcamiento, que funcionarán como si fuera domingo. Según los datos oficiales, se aumentará en un 21 % la oferta de estacionamiento en la vía pública.

"Durante la etapa de aislamiento social, preventivo y obligatorio promovemos e incentivamos la movilidad a pie, en bicicleta y en monopatín para realizar los trayectos cortos o bien como complemento de otro medio de transporte. Es importante utilizar estas alternativas para descomprimir el transporte público en horas pico y fomentar la movilidad al aire libre", destaca la información difundida por las autoridades capitalinas.

El personal esencial, que sí podrá usar el transporte público, deberá primero tramitar un permiso de circulación, que pueden hacer a través de la aplicación móvil que el país viene implementando desde hace meses.

SE RECOMIENDA EL TELETRABAJO

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en el que el Gobierno nacional anunció estas medidas establece que "se fomentará el teletrabajo para aquellos trabajadores y aquellas trabajadoras que puedan realizar su actividad laboral bajo esta modalidad", mientras que si se requiere el desplazamiento de un trabajador no esencial este debe correr a cuenta del empleador.

El transporte público también podrá ser usado por alumnos y maestros, ya que las clases presenciales se mantendrán, aunque las autoridades locales "podrán suspender en forma temporaria las actividades y reiniciarlas, conforme a la evaluación del riesgo epidemiológico, de conformidad con la normativa vigente".

Lo que no podrán hacer los estudiantes son los tradicionales "viajes de egresados", que se realizan en el país al finalizar un ciclo lectivo, y que ahora quedan suspendidos, junto a los desplazamientos escolares por motivos deportivos o recreativos.

Estas medidas llegan mientras avanza la campaña de vacunación, a un ritmo menor al pautado inicialmente por motivos que las autoridades achacan a retrasos en la distribución por parte de los proveedores.

En total el Gobierno distribuyó a las diferentes jurisdicciones 6,6 millones de dosis, y según los últimos datos 4.170.357 personas recibieron una dosis y 709.296 las dos necesarias para la completa inmunización.

RESTRICCIONES SOCIALES

En el ámbito social se prohíben las actividades y reuniones sociales en domicilios particulares de más de 10 personas.

El resto de actividades económicas podrán mantener su actividad presencial si ya tienen un protocolo iniciado siempre y cuando no se supere el 50 % del aforo máximo en espacios cerrados.

En las zonas de mayor riesgo tampoco se podrán realizar actividades y reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas, ni se podrá practicar deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas.

Los bares y restaurantes podrán abrir hasta las 23.00 horas, y deberán mantener un aforo no superior al 30 % en superficies cerradas.

Este mismo aforo máximo se aplicará también para la realización de todo tipo de eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos; los cines, teatros, clubes, centros culturales y gimnasios.

Esta semana el número de contagios diarios en Argentina superó varias veces los anteriores récords, y ayer se vivió la jornada con más positivos desde el inicio de la pandemia, con 23.683 casos que elevaron el total a 2.473.751, mientras que las muertes llegaron a 57.122 tras los 290 decesos notificados en las últimas 24 horas.

(c) Agencia EFE