Argentina cesará la emisión monetaria hasta fin de 2020

·3  min de lectura
"Frente a la imposibilidad de acceder al financiamiento a través del mercado de capitales, el mayor déficit fiscal significó un aumento de los requerimientos de asistencia financiera por parte del Banco Central", señaló un comunicado de Hacienda
"Frente a la imposibilidad de acceder al financiamiento a través del mercado de capitales, el mayor déficit fiscal significó un aumento de los requerimientos de asistencia financiera por parte del Banco Central", señaló un comunicado de Hacienda

El Ministerio de Economía de Argentina anunció este lunes que el Tesoro dejará de solicitar asistencia al Banco Central en forma de adelantos transitorios de dinero, en un intento por controlar la emisión monetaria.

"Se apunta a renovar la totalidad de los vencimientos de capital e intereses y obtener financiamiento neto de mercado por hasta 10% respecto al total de vencimientos" hasta fin de año, dijo la cartera de Hacienda en un comunicado de prensa.

Agregó que el financiamiento que se obtenga se usará para "seguir reduciendo el nivel de asistencia del Banco Central" al Tesoro, en un contexto de fuerte tensión en las finanzas públicas en medio de la pandemia de coronavirus que derivó en una fuerte emisión de dinero.

En 2020 la gestión fiscal "se ha visto afectada por los severos impactos de la pandemia manifestados en la contracción de ingresos públicos y en urgentes e ineludibles necesidades de gastos", explicó la cartera de Economía.

La medida es adoptada cuando Argentina negocia con el Fondo Monetario Internacional un nuevo programa crediticio, en reemplazo del acuerdo stand-by suscrito en 2018 por unos 57.000 millones de dólares, de los cuales recibió 44.000 millones y dejó en suspenso los demás tramos.

Una misión del FMI debe visitar Buenos Aires a mediados de noviembre.

"La paulatina y tenue recuperación de la actividad económica" da mejor perspectiva para el final de año, añadió Economía.

El gobierno del presidente Alberto Fernández ha puesto en marcha una ayuda millonaria destinada a pobres y desempleados, así como en auxilio a numerosas empresas en medio de la pandemia.

"Frente a la imposibilidad de acceder al financiamiento a través del mercado de capitales, el mayor déficit fiscal significó un aumento de los requerimientos de asistencia financiera por parte del Banco Central", señaló el comunicado.

Argentina reestructuró este año unos 66.000 millones de dólares en deuda bajo legislación extranjera y otros 41.700 millones bajo legislación local. Sin acceso al mercado de capitales internacional, el gobierno procura crear un mercado de deuda en pesos argentinos.

- Protección a sectores vulnerables -

El ministerio dijo que la adecuación de políticas presupuestarias "que supone continuar protegiendo a los sectores de la sociedad que permanecen en estado de vulnerabilidad, permite avanzar en la agenda de normalización del financiamiento del sector público". 

La cartera económica espera lograr "una considerable reducción de las necesidades de financiamiento y del crédito del Banco Central al gobierno".

Hasta el 30 de septiembre, el déficit primario (antes del pago de intereses de la deuda) ascendía a 4,8% del Producto Interno Bruto (PIB) y llega a 6,4% cuando se agregan intereses de la deuda. 

El proyecto de presupuesto 2021 contempla un déficit fiscal primario de 4,5% del PIB, al que se suma otro 1,5% del PIB en pago de intereses de la deuda pública. Además, prevé un crecimiento de la economía de 5,5% del PIB y una inflación anual de 29%.

La semana pasada, Argentina logró sortear lo que el gobierno considera un ataque especulativo contra el peso y algunos analistas atribuyen a la falta de confianza en la moneda local. El tipo de cambio oficial está en torno a los 84 pesos por dólar, y en el mercado paralelo bajó en una semana del récord de 195 a 169 pesos.

En Argentina rige un estricto control de cambios que busca limitar la compra de dólares para ahorro, a través de montos topeados a 200 dólares mensuales por persona e impuestos que encarecen la divisa. Pero el mecanismo no ha surtido el efecto esperado y la brecha entre el dólar oficial y el que se comercializa en el mercado negro supera el 100%.

ls/nn/mr