Argentina busca sancionar petroleras que operan en Malvinas

·3  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Argentina anunció el inicio de un proceso para sancionar a tres empresas, dos de ellas británicas, por la supuesta explotación ilegal de hidrocarburos en aguas situadas al norte de las Islas Malvinas, cuya soberanía el país sudamericano reclama a Gran Bretaña.

Los secretarios argentinos de Energía, Darío Martínez, y de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus dijeron el miércoles a periodistas que notificarán a las tres compañías el inicio de acciones administrativas en su contra por las actividades comerciales realizadas en la plataforma continental argentina sin contar con la autorización del gobierno argentino.

Según precisaron, son las petroleras Chrysaor Holdings Limited y Harbour Energy Plc., con sede en Gran Bretaña, y Navitas Petroleum LP, con sede en Israel, que se han asociado con compañías que operan en la cuenca al norte del archipiélago situado en el Atlántico sur sin contar la autorización de Argentina y en el marco de un proyecto que se realiza con “licencias ilegales” de las autoridades de las islas a las que los ingleses llaman Falklands.

Dichas empresas no están habilitadas para operar ni han pedido ningún tipo de autorización, dijo Filmus.

Acotó que las tres fueron anoticiadas el año pasado “que estaban incurriendo en un delito en Argentina” y siguieron participando en trabajos exploratorios y de explotación bajo el régimen de asociación con las otras firmas.

Las tres petroleras cuentan con varios días para hacer su descargo ante el Estado argentino, tras lo cual y si así se estima, se procederá a su inhabilitación que las impediría de participar por un periodo de entre cinco y 20 años en procesos licitatorios para operar en aguas de la plataforma continental argentina o en territorio nacional, dijeron los funcionarios.

El Estado también puede iniciar una acción penal contra ellas que puede derivar en multas y el embargo de sus bienes.

Otras ocho empresas de distintos países ya fueron sancionadas entre 2011 y 2015, algunas en el marco de un proceso administrativo, con lo cual no pueden operar en Argentina y otras mediante una denuncia penal, lo que incluyó un pedido de embargo en su contra en el marco de una causa que tramita en un juzgado federal argentino.

El secretario de Malvinas defendió las acciones emprendidas al señalar que una resolución de Naciones Unidas establece que ninguna de las dos partes en el diferendo de soberanía de las islas puede tomar "algún tipo de acción unilateral sin autorización de la otra”.

Argentina y Gran Bretaña libraron una guerra en 1982 por el dominio del archipiélago en la que el país sudamericano resultó derrotado.

Filmus subrayó también que “la acción que está tomando Argentina está apoyada por declaraciones de organismos multilaterales como la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) y el G77 + China... que han defendido la resolución 2065 de Naciones Unidas para que haya una negociación bilateral como forma de resolución definitiva y pacífica del diferendo con el Reino Unido".

Según el gobierno argentino, varias petroleras -entre ellas British Petroleum- han manifestado no tener interés en participar en actividades exploratorias en esa zona mientras subsista la disputa entre ambos países.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.