Argentina supera las 80.000 muertes por COVID-19 pese a estricto confinamiento

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO-Campaña de vacunación contra COVID-19 en Argentina

Por Miguel Lo Bianco

BUENOS AIRES, 4 jun (Reuters) -Argentina superó el viernes los 80.000 fallecidos por coronavirus, en medio de una feroz segunda ola de la pandemia que ha convertido al país en uno de los de mayor mortalidad por habitante del mundo.

La nación de 45 millones de habitantes registra hasta el momento un total de 3.915.397 casos, que incluyen 80.411 muertos, según datos oficiales actualizados en la tarde del viernes.

"La intensidad de la pandemia puede disminuir en el segundo semestre, pero vamos a tener cifras altas o cifras intermedias-altas durante unos cuantos meses", dijo a Reuters el infectólogo Roberto Debbag.

Aunque el sistema de salud argentino hasta ahora ha resistido la crisis, la situación asoma compleja: según datos del Ministerio de Salud, la ocupación de camas de terapia intensiva llegó al 77,9%.

Al advertir la multiplicación de casos, el Gobierno dictó una estricta cuarentena de nueve días que concluyó el último fin de semana, pero el confinamiento no parece haber mostrado los resultados esperados porque los casos no han descendido de forma marcada.

Debbag explicó que la segunda ola comenzará a ceder cuando haya un 30% o 40% de la población vacunada con dos dosis, objetivo que se lograría en los próximos dos o tres meses.

La vacunación ha avanzado velozmente en los últimos días, pero solamente alcanzó hasta ahora a poco más de 13 millones de argentinos. De ese total, menos de tres millones han sido inoculados con las dos dosis.

Las vacunas aplicadas por el Gobierno son Sputnik V, AstraZeneca y Sinopharm.

El avance de la vacunación resultará clave para el presidente de centroizquierda Alberto Fernández, que espera dejar atrás lo peor de la pandemia y de la crisis económica doméstica para las elecciones de medio término de noviembre.

El mandatario argentino y el presidente ruso Vladimir Putin anunciaron el viernes el inicio de la producción de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en el país sudamericano, que podría ser exportada una vez satisfecha la necesidad doméstica.

Además, la provincia de Buenos Aires -la mayor del país- anunció la firma de un acuerdo con el laboratorio indio que produce la vacuna Covaxin para la compra de 10 millones de dosis.

(Reporte de Miguel Lo Bianco, Escrito por Agustín Geist, Editado por Nicolás Misculin y Walter Bianchi)