Argentina: aval a fármaco de laboratorio público para aborto

Associated Press
·2  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — El organismo sanitario de Argentina le dio su aval al primer medicamento para interrumpir embarazos producido por un laboratorio público a poco de entrar en vigor la ley de despenalización del aborto. La medida permitirá abastecer de misopostrol al país a un precio más accesible que el de las farmacéuticas privadas.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el misoprostol producido por el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF), que depende del gobierno de la provincia de Santa Fe, para su uso vaginal hasta la semana 13 de gestación, dijo el organismo en un comunicado difundido el viernes.

El LIF es el único laboratorio bajo control estatal que fabrica esta droga en el país.

El Congreso argentino aprobó la legalización del aborto el 30 de diciembre. La norma contempla la posibilidad de abortar hasta la semana 14 de festación en el sistema de salud en un plazo máximo de diez días.

El misoprostol es un medicamento indicado para la prevención y el tratamiento de úlceras gástricas y duodenales que al estar contraindicado para su uso en el embarazo se empezó a comercializar como método abortivo.

La autorización que le dio ANMAT le permite al laboratorio estatal abastecer a organismos de salud nacionales, provinciales y municipales a un costo accesible, destacó el gobierno de Santa Fe en un comunicado.

Según el Misobservatorio, una organización no gubernamental feminista que se dedica a monitorear el precio del misoprostol en las farmacias, los dos medicamentos producidos por laboratorios privados se comercializan entre el equivalente de 40 a 70 dólares. En enero, en coincidencia con la legalización del aborto, hubo aumentos promedio de entre 1% y 3%.

“Con esta noticia avanza el camino para que las reparticiones públicas del país puedan adquirir misoprostol con un costo que representa un tercio del valor del mercado”, destacó la organización.

Argentina, el tercer país más grande de América Latina, se sumó con la legalización del aborto a un listado que incluye a Uruguay, Cuba, Guyana, Guayana Francesa, la Ciudad de México y el estado mexicano de Oaxaca.