Argentina: autorizan a volar a tres empresas de bajo costo

BUENOS AIRES (AP) — El gobierno argentino autorizó a tres aerolíneas de bajo costo a operar 135 rutas internacionales y de cabotaje para ampliar la conectividad en el país y potenciar al sector aeronáutico.

El Ministerio de Transporte oficializó en tres resoluciones publicadas el viernes en el Boletín Oficial las concesiones a las empresas argentinas American Jet, Andes Líneas Aéreas y Alas del Sur Líneas Aéreas para "explotar servicios regulares internos e internacionales de transporte de pasajeros, carga y correo" durante 15 años.

El gobierno argumentó que es necesaria y útil la incorporación de nuevos competidores en el mercado -donde los mayores jugadores son Aerolíneas Argentinas y Latam- para "explotar servicios de transporte aéreo internacional hacia los destinos propuestos con el fin de incrementar las operaciones que permitan aprovechar también el flujo de esos pasajeros en el ámbito interno".

La medida "contribuirá a proyectar la presencia" de Argentina "en trayectos que se encuentran prioritariamente explotados por transportadores extranjeros", diversificar la oferta y captar una mayor proporción del mercado, señalaron las resoluciones.

Las rutas internacionales concedidas incluyen destinos como Los Ángeles y Miami (Estados Unidos); Shangai (China), Roma (Italia), Montevideo (Uruguay), Brasilia, San Pablo, Río de Janeiro y Porto Alegre (Brasil); Santiago de Chile, Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), Bogotá y Cartagena de Indias (Colombia); Lima y Cusco (Perú) y Quito (Ecuador). Varios de estos tramos se cubrirán sin tener que hacer escala en la capital argentina.

En lo que se refiere a los vuelos nacionales, las nuevas compañías conectarán entre sí ciudades del interior de Argentina a las que únicamente se podía llegar previamente desde Buenos Aires.

Según el gobierno, en este país sudamericano vuela menos de la mitad de la gente que lo hace en los países limítrofes, lo que hace necesario asegurar más rutas y frecuencias. Con ello se potenciarán las inversiones en el sector aeronáutico, de pocos jugadores y con vuelos más caros que lo de otros mercados regionales e internacionales.

En tanto, la colombiana Avianca y la argentina Flybondi están a la espera de que les sean concedidos los permisos de vuelo requeridos. En el caso de la primera no podrá operar hasta tanto no se esclarezcan las denuncias contra el gobierno por supuestas irregularidades para favorecer a la compañía en la licitación de rutas aéreas domésticas de bajo costo.

Al presentar tiempo atrás sus peticiones para operar, las aerolíneas destacaron la reducción de tarifas que implicará el incremento de jugadores en el mercado aéreo y la posibilidad de que en 10 años se triplique la cantidad de pasajeros que utilizan ese medio de transporte. Asimismo rechazaron las acusaciones recibidas de parte de sindicatos de que no ofrecen suficientes medidas de seguridad.