Alberto Fernández anuncia una remodelación de su gabinete tras el enfrentamiento con Cristina Kirchner

·4  min de lectura
Fernández y de Kirchner
Fernández y de Kirchner

Nuevo gabinete en Argentina.

El presidente del país, Alberto Fernández, anunció este viernes una remodelación de su Ejecutivo en un intento de cerrar la crisis que estalló tras la derrota que sufrieron en las primarias legislativas el pasado domingo.

La debacle electoral llevó a que varios ministros del ala kirchnerista presentaran su dimisión y, posteriormente, a un duro cruce de mensajes públicos entre el presidente Fernández y su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que evidenciaron la fractura en el seno de la coalición oficialista.

La crisis tenía "en vilo" a los argentinos, pendientes de si ese enfrentamiento llevaría a una ruptura definitiva, explicaba esta semana la periodista de BBC Mundo en el país, Veronica Smink.

Entre los cambios más destacados está el del jefe de Gabinete, que pasa a manos del actual gobernador de la provincia de Tucumán, Juan Manzur, en reemplazo de Santiago Cafiero, que asumirá la cartera de Relaciones Exteriores.

En su cruce de mensajes, Cristina Fernández de Kirchner publicó una carta abierta en Twitter en la que pedía cambios en el gabinete para responder a la derrota electoral y, entre otros, proponía a Manzur para el cargo anunciado.

Varios ministros de ala kirchnerista presentaron su dimisión ante el ejecutivo
Varios ministros del ala kirchnerista habían presentado su dimisión esta semana.

Los cambios

Aparte de Santiago Cafiero como nuevo canciller, Eduardo "Wado" de Pedro, uno de los funcionarios que presentaron su renuncia, fue ratificado en el Ministerio del Interior, junto a Martín Guzmán en el de Economía.

Los jefes de las carteras de Justicia, Martín Soria; Ambiente, Juan Cabandié; y Cultura, Tristán Bauer, que el miércoles habían presentado su renuncia, también permanecerán en sus cargos.

Por el contrario, el ministro de Ciencia y Tecnología, Ricardo Salvarezza, que también había presentado su dimisión, será reemplazado en el cargo por Daniel Filmus, actual secretario de Malvinas.

Nicolás Trotta, de Educación, será sustituido por Jaime Perzyck yJulián Domínguez llega a suceder a Luis Basterra en la Cartera de Agricultura, una cartera que ya había ocupado durante la presidencia de Fernández de Kirchner.

Aníbal Fernández, quien también fue jefe de gabinete tras ser ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos en el gobierno de Fernández de Kirchner (2007-2015), regresó al ejecutivo para ocupar la jefatura de la Cartera de Seguridad.

Por su parte, Juan Pablo Bondi, quien se desempeñaba como secretario de Comunicación de la Casa Rosada, presentó su renuncia irrevocable luego de ser nombrado en la misiva de Kirchner como uno de los "funcionarios que no funcionan".

"Motiva esta decisión la crisis desatada en las últimas horas y espero que mi alejamiento del cargo contribuya a pacificar, en parte, estos momentos difíciles que nos toca vivir", dijo Biondi -a quien la prensa argentina describía como uno de los hombres de confianza del presidente- en una carta dirigida a Fernández y que publicó en su cuenta de Twitter.

Juan Ross, actual director nacional de publicidad oficial, será su reemplazo.

Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández
Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández

El origen de la crisis

La crisis comenzó el domingo pasado, cuando las listas de precandidatos a diputados y senadores de la principal coalición opositora, Juntos por el Cambio, fueron más votadas que las del oficialista Frente de Todos.

Durante las primarias en las que los ciudadanos debían elegir a los candidatos para las elecciones legislativas del 14 de noviembre, la coalición gobernante apenas se impuso en 7 de los 24 distritos electorales y perdió el que era considerado su mayor bastión: la provincia de Buenos Aires.

El propio presidente reconoció que los resultados eran una evaluación a su gestión ampliamente criticada por el manejo de la pandemia con una de las cuarentenas más largas del mundo y la profunda crisis económica que vive el país.

Cristina Fernández de Kirchner consideró en la carta pública difundida esta semana que la principal causa de la derrota electoral se debió a una "política de ajuste fiscal equivocada".

Actualmente, el principal problema que aqueja a los argentinos es la inflación, que durante los últimos dos años del expresidente Mauricio Macri se disparó, y que hoy se acerca otra vez al 50% interanual.

Además, casi la mitad de la población ha caído por debajo de la línea de la pobreza, según cifras del Consejo de Coordinación de Políticas Sociales del gobierno.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.