Argentina: se agudizan protestas en demanda de ayuda social

BUENOS AIRES (AP) — Las organizaciones sociales argentinas redoblaron el jueves su pulso con el gobierno del presidente Alberto Fernández con marchas y bloqueos en las calles de Buenos Aires en demanda de más ayuda para contrarrestar el impacto de la inflación.

Las primeras columnas de manifestantes se congregaron en distintos puntos de la capital y luego marcharán hacia el Ministerio de Desarrollo Social cuya ministra, Victoria Tolosa Paz, se enfrenta a la primera gran protesta luego de asumir el cargo hace un mes.

Los manifestantes -muchos de ellos del izquierdista Polo Obrero- rechazan la decisión oficial de poner un techo de 1,35 millones de beneficiarios al programa estatal Potenciar Trabajo, el principal en el país, que otorga tareas a personas desocupadas o con ingresos escasos y les paga una suma mensual que representa la mitad del salario mínimo de 57.900 pesos (unos 347 dólares).

La protesta tiene lugar luego de que fracasó un reciente encuentro entre la ministra y referentes de las agrupaciones movilizadas, que reclamaron un aumento de la ayuda social.

“No estamos conformes con la reunión. La ministra no tenía propuestas concretas y estuvo muy nerviosa”, dijo el referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, quien junto a otros grupos reclama “empleo genuino” con remuneraciones y derechos como los que tienen los trabajadores del sistema formal de la economía.

Tolosa Paz indicó que el ministerio a su cargo va a redistribuir los montos de las bajas de beneficiarios “en la adquisición de máquinas y herramientas" para los receptores del plan o “con oferta educativa y formación laboral”.

También dijo que se estudia “un refuerzo” en la ayuda económica que reciben las familias pobres por cada uno de sus hijos.

La inflación en septiembre fue de 6,2%. En tanto, la suba acumulada de los precios fue de 66,1% en los primeros nueve meses del año y en la comparación interanual fue de 83%.

En este contexto los manifestantes reclaman al gobierno el refuerzo de las partidas alimentarias que reciben los comedores populares, la provisión de más herramientas y máquinas para el programa Potenciar Trabajo y ayuda en dinero.