Arauz cree que una ley de Moreno busca privatizar el Banco Central de Ecuador

Agencia EFE
·3  min de lectura

Quito, 9 feb (EFE).- Andrés Arauz, ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador, cree que un proyecto de ley enviado el lunes por el gobernante Lenín Moreno a estudio del Parlamento "en defensa de la dolarización", lo que pretende en realidad es una "privatización" del Banco Central.

En una rueda de prensa este martes, Arauz manifestó su oposición a lo que describió como "ley de privatización del Banco Central" y aseguró que no van "a permitir que se apruebe una ley que contempla que los cargos que dejará él nombrados tengan un período más largo que la próxima Administración de la Presidencia".

"No es admisible que se quiera privatizar la gobernanza del Banco Central para que los banqueros puedan seguir en el ejercicio del poder, independientemente de la voluntad democrática del pueblo ecuatoriano", agregó.

Se refería a un proyecto de Ley que Moreno depositó el lunes en la Asamblea Nacional para su aprobación, bajo el título de "Proyecto de Ley para Defensa de la Dolarización", sistema monetario que rige en el país desde 2000 y que algunos temen que Arauz vaya a derogar si alcanza la presidencia en el balotaje del 11 de abril.

Arauz aseguró que no permitirán que "dejen cambiada la normativa para que, cuando llegue un Gobierno soberano, representativo de su pueblo, no pueda modificar las normas relativas a la reestructuración de crédito".

Si Moreno logra la aprobación de la ley antes de que abandone la presidencia, el 24 de mayo, "dejaría sin instrumentos efectivos para que un siguiente Gobierno pueda aliviar la enorme carga de endeudamiento que están sufriendo las familias ecuatorianas y los empresarios honestos de nuestra patria".

Al frente del movimiento correísta, Arauz ganó las elecciones del domingo con algo más del 32 % de los votos y está a la espera de ver quién queda en segunda posición para el balotaje del 11 de abril.

Economista de formación, se mostró también preocupado porque el texto del Código Monetario y Financiero remitido por Moreno incluye "articulados que afectarían al sistema cooperativo de ahorro y crédito de Ecuador".

"Pedimos a los asambleístas actuales y también a la Asamblea venidera que estén firmes y que se mantengan alertas por este texto, que puede terminar siendo una afectación enorme para las familias ecuatorianas y contra las capacidades financieras del Estado ecuatoriano en su conjunto", advirtió.

DAR MAYOR AUTONOMÍA

El Gobierno sostiene que la Ley promueve "la autonomía del Banco Central para garantizar el rigor técnico en la generación de política monetaria para el país, sin la influencia de grupos de poder político o económico".

Y "evita que un Gobierno se financie con fondos que le pertenecen a los ciudadanos", en alusión a prácticas de anteriores Gobiernos correístas de desviar fondos de una institución a otra para cubrir pagos y deuda.

Con esta ley, asegura el Ejecutivo de Moreno, el Banco Central aplicará normas internacionales de auditoría y contabilidad, publicará las resoluciones y los estados financieros anuales auditados, para beneficio de todos los ecuatorianos.

Pero destaca que "el Banco Central es y seguirá siendo parte del Ejecutivo".

"Con su autonomía, trabajará como asesor en la toma de decisiones que mejoren la economía de los ecuatorianos, con criterio técnico y con el respaldo de una Ley de defensa de la dolarización", abunda.

LECTURA DE LAS ELECCIONES

En su comparecencia, Arauz también se refirió a otros aspectos de carácter político y reiteró que se enfrentará en el balotaje con quien el pueblo haya decidido, a la vez que pidió que la campaña a la segunda vuelta sea pacífica y se base en propuestas.

A su juicio, el resultado electoral del domingo refleja que aproximadamente el 70 % de la población optó por opciones vinculadas a la justicia social.

Ecuador tuvo el 7 de febrero una "victoria popular", según Arauz, reflejada en "el gran consenso amplio, con 70 % de la población votante optando" por "un gran bloque histórico que representan el progresismo, la unidad plurinacional y la socialdemocracia".

Eso demuestra revela, dijo, que la mayoría de los ecuatorianos "no quiere seguir por la ruta del neoliberalismo".

(c) Agencia EFE