El arancel propuesto en noviembre de 2022 no haría un 40% más cara la ropa importada en Colombia

El gobierno colombiano estudia fijar un arancel del 40% a la importación de ropas a través de un proyecto de decreto divulgado el 1 de noviembre de 2022. Publicaciones compartidas más de 3.000 veces en redes sociales afirman que con esto las prendas importadas aumentarán su valor en ese porcentaje o más. Pero eso es impreciso, pues estos productos ya pagan en promedio una tasa de 22%. Algunos, incluso, tributan el 40%. Tampoco es cierto que la iniciativa grave las telas e insumos importados para la industria nacional, o que forme parte de la reforma tributaria impulsada por Gustavo Petro.

"Ropa importada subiría de precio en un 40 % por un nuevo impuesto del gobierno Petro", "Gracias a la reforma tributaria de Petro, toda la ropa importada como Zara, Berska, HyM, entre muchas otras serán 45% más caras que hoy", son algunos de los comentarios difundidos en Facebook (1, 2) y Twitter (1, 2).

Uno de los mensajes fue publicado por el congresista Miguel Polo Polo, opositor del gobierno de Gustavo Petro.

Captura de pantalla de un tuit realizada el 8 de noviembre de 2022

El proyecto de decreto de aranceles fue publicado el 1 de noviembre de 2022 en el sitio web del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, para "recibir comentarios de la ciudadanía y los grupos de valor". Hasta la publicación de esta verificación, el texto no había sido refrendado.

La oficina de prensa de dicha cartera le dijo a AFP Factual el 9 de noviembre que "los comentarios están en evaluación".

El precio no aumentaría en 40%

La nueva disposición de aranceles modificaría el Decreto 414 del 16 de abril de 2021, expedido durante el gobierno de Iván Duque (2018-2022), que fijó una tasa que va desde el 15% hasta el 40% a la importación de textiles, de acuerdo al peso y valor de la mercancía.

Ese decreto señala que la ropa extranjera más económica, cuyo valor no supere los 10 dólares por kilo, paga un tributo de 40% para ingresar al país. Mientras los textiles con un valor superior a los 10 dólares por kilo pagan un impuesto base de 15% y 1,5 dólares adicionales por cada kilo.

En la práctica, los textiles importados pagan en promedio un 22% de arancel en Colombia, de acuerdo a una estimación del Ministerio de Comercio compartida a AFP Factual por el anterior jefe de esa cartera, José Manuel Restrepo (2018-2021).

"Es una tasa ponderada porque es un arancel mixto, que va disminuyendo gradualmente en la medida que el precio de la ropa va aumentando", detalló el exministro.

Así también lo explicó a la AFP el economista Jorge Restrepo, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Javeriana: "El arancel que existe hoy en día es según el valor declarado. Cuando el valor de lo importado es menor a 10 dólares por kilo, el arancel es de 40%. Esto busca evitar lo que se conoce como ‘dumping’, que son exportaciones a muy bajo precio. Pero la mayoría de los artículos de vestir que importamos en Colombia pagan el arancel del 15% y 1,5 dólares por kilo".

Es decir, no es preciso afirmar que el precio de una prenda importada en Colombia aumentaría "en 40%", pues el incremento de la tasa no sería desde el 0%, sino, en promedio, desde el 22%.

Consultado por AFP Factual, el economista Alejandro Forero, consultor en comercio internacional, estimó que las prendas importadas podrían aumentar en un 16% su valor en el país, aunque dependerá de cada producto.

"De acuerdo con los datos que publica el Dane [Departamento Administrativo Nacional de Estadística], las prendas importadas están pagando alrededor del 21% de su valor en el arancel, eso quiere decir que en Colombia pagamos 121 dólares por un producto que valía 100 antes de entrar al país. Con el nuevo decreto costaría 140, un incremento porcentual del 16%", calculó.

Sin embargo, el analista señaló que no es posible saber con certeza si el incremento se traslada por completo al precio final de cada producto. "Estamos hablando del precio en aduanas. El precio final de un artículo depende de otras cosas, como el transporte. Y también está la decisión del importador, y luego del vendedor, de considerar su margen de ganancia. Es difícil predecirlo", sostuvo.

Entre enero y agosto de 2022, Colombia importó 443,9 millones de dólares en prendas de vestir, valor superior al del mismo período de 2021, cuando fue de 312,6 millones de dólares, según el Dane. De acuerdo con la propuesta de decreto, el volumen de las importaciones ha aumentado en promedio un 8% entre 2019 y 2022.

Además de proteger a la industria textil nacional, el nuevo decreto busca corregir un problema de "contrabando técnico", dijo a la AFP Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines.

"Muchos importadores traen prendas que están en 10 dólares por kilogramo, pero las declaran por otro valor apenas por encima para evitar el arancel del 40%. Cuando uno mira las gráficas de dispersión, se da cuenta que en ese rango están concentradas gran parte de las importaciones que ingresan al país", advirtió.

No incluye telas e insumos

Otros mensajes difundidos en redes (1, 2) afirman que el arancel del 40% también gravará las telas e insumos importados que usa la industria textil nacional, afectando el costo de los productos locales.

Pero eso no es cierto. La propuesta de decreto aborda de forma exclusiva los capítulos 61 y 62 del código arancelario, que corresponden a "prendas y complementos de vestir", no a telas o insumos, de acuerdo con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) en su página web.

Las materias primas, como los tejidos vegetales (algodón, seda, lana) o los filamentos y fibras sintéticas, se agrupan en otros capítulos arancelarios, entre el número 50 y el 60, que se pueden consultar en el sitio web de la Dian, y que corresponden a los mismos capítulos de la clasificación arancelaria internacional.

"Los capítulos 61 y 62 solo incluyen ropa, no textiles ni accesorios, ni zapatos", explicó Forero.

No forma parte de la reforma fiscal

Algunos de los mensajes en redes (1, 2) vincularon el cambio de arancel a la reforma tributaria impulsada por el gobierno de Petro, que fue aprobada el 3 de noviembre de 2022 en el Senado y espera conciliación con la Cámara de Representantes (cámara baja).

Sin embargo, el texto de esta reforma no contempla una modificación a los aranceles de importación de prendas de vestir.

El proyecto de decreto citado por las publicaciones virales es una iniciativa del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, es decir, un"acto administrativo" de carácter reglamentario que se expide sin necesidad de someterse a votación en el Congreso.