Arabia Saudita: varios heridos tras un ataque con granada a un acto por el fin de la Primera Guerra Mundial

LA NACION
·2  min de lectura

PARÍS.- Varias personas resultaron heridas hoy en un cementerio en la ciudad de Yidda, en Arabia Saudita, cuando un artefacto explosivo estalló en medio de una ceremonia para conmemorar el final de la Primera Guerra Mundial. En el lugar había funcionarios europeos.

Según lo informado por el Ministerio de Exteriores de Francia, al acto, que tuvo lugar en un cementerio para no musulmanes por el 102do aniversario del armisticio que puso fin a la guerra, habían asistido representantes de varios países. Aún no se especificaron las identidades de los afectados.

Tras el escándalo real, Máxima cancela su viaje de fin de año a la Argentina

"La ceremonia anual que recuerda el fin de la Primera Guerra Mundial en el cementerio no musulmán de Yedá, en la que participaron varios consulados, entre ellos el de Francia, fue blanco de un ataque con explosivos que dejó varios heridos", dijo el ministerio, condenando "firmemente" este ataque "injustificable".

El origen

Fuentes de seguridad citadas por el diario francés Le Figaro indicaron que el explosivo, una granada, fue lanzado al cementerio por encima de un muro. Además afirmaron que en el lugar estaban los cónsules generales de Francia, Italia y Reino Unido, y los agregados de Defensa de Francia y Reino Unido. Según los informantes, los guardias sauditas también se vieron afectados.

El ataque se produjo tras un apuñalamiento el pasado 29 de octubre que causó heridas leves a un guardia del consulado francés en la ciudad. Ese incidente estuvo perpetrado por un hombre saudita que fue detenido, pero todavía se desconocen sus motivos.

Ante el aumento de las tensiones con el Medio Oriente luego de que un agresor decapitara a un profesor de secundaria francés que mostró en clase caricaturas del profeta Mahoma, Francia pidió a sus ciudadanos en el reino que estén "en alerta máxima". El respaldo del presidente Emmanuel Macron a las viñetas como ejemplo de la libertad de prensa enojó a algunos musulmanes que consideran los dibujos como una incitación y una forma de discurso de odio.

Arabia Saudita es uno de los países que más criticó a Francia por la difusión de caricaturas de Mahoma. Autoridades de varios países de mayoría musulmana se sumaron a esta ola de descontento.

Agencias AP, AFP y DPA