ARA San Juan: "Aguad no nos puede venir a decir que están muertos", se quejan familiares de los tripulantes

LA NACION

MAR DEL PLATA.- Muy molestos e indignados con el ministro de Defensa, Oscar Aguad , quien anteanoche reveló que no hay sobrevivientes en el ARA San Juan , familiares de los tripulantes consideraron "una falta de respeto a las familias y a ellos [por los 44 marinos]" que se los esté dando por muertos cuando se desconoce cuál es su paradero y el del propio submarino.

"No pueden decretar duelo cuando nuestros hijos están vivos", advirtió Luisa Rodríguez, madre del suboficial Ricardo Alfaro Rodríguez, tras escuchar ayer un nuevo parte, que no arrojó novedades en el operativo de búsqueda del que participan buques de la Argentina, Chile, Estados Unidos y Rusia.

Más de medio centenar de familiares pasan a diario por la Base Naval, donde reciben, de boca del jefe de la unidad, contraalmirante Gabriel González, el informe oficial sobre la búsqueda del submarino.

Aquí el grupo se mantiene numeroso, pero con algunas bajas, a medida que pasan los días. Permanecen los parientes más directos y el resto ya regresó a sus ciudades de origen, obligado a cumplir con sus trabajos y actividades.

Junto a otras madres y hermanas de tripulantes, Rodríguez dijo que si el Presidente decreta duelo nacional por el fallecimiento de los 44 tripulantes, "no los buscarán más". Y agregó: "Conozco las estrategias del Gobierno, no vamos a aflojar".

Hay distintas posturas entre los familiares sobre la suerte de la tripulación. Unos pocos consideraron el caso cerrado cuando, hace casi dos semanas, se informó que se había detectado una explosión. Entonces dejaron de aparecer por la base naval marplatense. Otros trasuntan esta vigilia con expectativas, pero con claros indicios de resignación. Y están quienes mantienen viva la llama a fuerza de fe: están convencidos de que se reencontrarán con los navegantes.

Señales y gestos

Itatí Leguizamón, esposa de uno de los submarinistas, habló con Café de la tarde

Una docena de estos últimos se acercó ayer a dialogar con la prensa. Malvinas Vallejos, hermana de Celso, también tripulante del buque desaparecido, leyó un mensaje cargado de confianza.

"Pedimos señales de la Virgen de Luján, son indicios de vida y de que van a ser rescatados", dijo, al citar al menos dos casos de personas que tuvieron "revelaciones" que les hacen sentir que los marinos están vivos. Entre ellas, un vidente mexicano, citaron.

En ese grupo todos fueron tajantes al rechazar cualquier gesto oficial que interprete el fallecimiento de los 44 tripulantes. Por eso no aceptan que se declare duelo ni se proponga emplazar monumentos u otras acciones. "Son héroes y a los héroes se les hacen homenajes en vida, con buenos sueldos", insistió Rodríguez.

El ministro Aguad sobre el momento en que se le notifica la desaparición del submarino

"Aguad no nos puede venir a decir que están muertos, tiene que tener un poco más de respeto por las madres y los hijos [de los tripulantes]", destacó Zulma Sandoval, madre de Vallejos.

Yolanda Mendiola, madre del cabo primero Leandro Cisneros, pidió que el Presidente "venga aquí y vea si estamos de duelo", dijo para resaltar el espíritu de fe generalizado entre los familiares.

Las críticas son principalmente contra el Gobierno y no hacia la Armada, aunque afloran quejas por información lenta y confusa.

Con reiteradas menciones al presidente Mauricio Macri, Rodríguez recordó que no debe olvidar que "la mayoría de los marinos lo votó", y se preguntó qué haría el jefe del Estado si fuera su hija una de las tripulantes del buque. "Son 44 Antonias, hijos de la Argentina, que están ahí abajo, en el mar", afirmó la madre del suboficial.