Aprueban en Oaxaca prisión por exponer imágenes de víctimas

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., febrero 18 (EL UNIVERSAL).- La "Ley Ingrid" fue aprobada este miércoles por la plenaria de la 64 Legislatura del Congreso del estado, la cual incluye reformas al Código Penal de la entidad para evitar la exposición de las personas víctimas de un delito ante los medios y de esta manera, afirman, proteger su intimidad y dignidad así como la de sus familiares.

La reforma propuesta e impulsada por las legisladoras Hilda Graciela Pérez Luis y Laura Estrada Mauro señala que se impondrá de dos a siete años de prisión, así también de 30 a 150 días multa a servidores públicos que difundan imágenes de las víctimas.

"Este instrumento jurídico tiene como objetivo evitar la revictimización y garantizar el respeto a la integridad de las víctimas de violencia de género que se vulnera incluso después de fallecidas", explicó Pérez Luis al respecto.

La iniciativa aprobada por el Poder Legislativo resultó de la difusión de las imágenes de Ingrid Escamilla, víctima de feminicidio a manos de su pareja.

A raíz de ese caso ocurrido el 9 de febrero de 2020, la fiscal general de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, presentó una iniciativa al Congreso capitalino para crear el artículo 293 Quater, con el que se busca sancionar a servidores públicos que filtren imágenes, archivos o información de una carpeta de investigación en trámite. La propuesta fue replicada en diversas entidades, incluyendo Oaxaca.

Con esta reforma aprobada en la entidad oaxaqueña se sancionará, a servidores públicos que filtren o difundan imágenes o información del lugar de los hechos, indicios, evidencias, objetos, de cadáveres o parte de ellos, de las circunstancias de su muerte, de las lesiones o estado de salud, de mujeres, niñas, niños o adolescentes, de personas de la comunidad LGBTTTIQ o de instrumentos relacionados con hechos que la ley señala como delitos.

La reforma tiene como finalidad preservar la dignidad de las víctimas y sus familiares, así como disminuir el daño que sufren las víctimas, al evitar que sean revictimizadas y erradicar la normalización de la violencia ejercida contra todas las personas, pero principalmente contra las mujeres, niñas o adolescentes.