Aprueba Senado crear padrón de usuarios de telefonía móvil

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 13 (EL UNIVERSAL).- En cerrada votación, con apenas 54 votos a favor, 49 en contra y 10 abstenciones, el Pleno del Senado aprobó en lo general la creación de un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil con datos biométricos, que incluyen huella dactilar, iris de los ojos, facciones del rostro, tono de voz y firma, con el objetivo de reducir los delitos de extorsión y secuestro que dejan ganancias a la delincuencia organizada por cerca de 12 mil millones de pesos anuales.

La reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión busca que sea obligatorio para los 122 millones de usuarios en el país identificarse y registrarse en un padrón al momento de adquirir una tarjeta SIM o una línea telefónica por prepago, a fin de evitar o reducir el uso de líneas desechables para extorsionar o realizar secuestros que, en muchos casos, se cometen desde los centros penitenciarios, a través de teléfonos celulares que ingresan de forma clandestina a las prisiones.

Esto supone que para adquirir una tarjeta SIM o activar una línea telefónica en la modalidad prepago, los usuarios tendrán que presentar una identificación, comprobante de domicilio y un método de identificación biométrica, que podría ser una fotografía.

El no registro o el hacerlo extemporáneo en el padrón será motivo de la cancelación definitiva de la línea telefónica, en un plazo de 30 días y una multa de 89 mil 692 pesos.

El proyecto fue votado en contra por el bloque opositor del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, además de que la senadora de Morena, Jesusa Rodríguez, también emitió su voto en contra. De los 10 legisladores que se abstuvieron, destacan 7 de Morena, uno del PT y uno del Partido Verde, entre ellos Nestora Salgado, Napoleón Gómez Urrutia, Ifigenia Martínez y Héctor Vasconcelos.

Miguel Ángel Mancera, coordinador del PRD, afirmó que este padrón es un "cóctel" de violaciones a la Constitución, por lo que adelantó que habrá infinidad de amparos.

"Es un cóctel de violaciones constitucionales, es una suma de afectaciones a diversas garantías, sin duda lejos de coadyuvar a la lucha contra la inseguridad van a fomentar otras prácticas. (…) Lo que se advierte aquí es que va a haber entre acciones de inconstitucionalidad, hasta juicio de amparo por muchos de los usuarios, porque hay retroactividad de la ley, ¿cómo te van a obligar retroactivamente a que te registres?", dijo Mancera.

La priista Claudia Ruiz Massieu refirió que la obligación de entregar datos biométricos atenta contra derechos fundamentales de los usuarios y su privacidad.

"El padrón violenta la presunción de inocencia y pone en riesgo la seguridad de las personas usuarias del servicio de telefonía celular, porque presume culpable de cualquier delito al titular de la línea registrada, si el número telefónico es usado para cometer un delito, el usuario queda en total indefensión", expresó.

La panista Xóchitl Gálvez afirmó que la finalidad de este padrón es monitorear a 122 millones de usuarios.

"Este proyecto atenta contra la privacidad y protección de datos personales y transgrede la libertad de comunicación. (…) Se vuelve una especie de ‘gran hermano’ al estilo de la novela de George Orwell para vigilar y monitorear a más de ciento veintidós millones de usuarios de la red de telefonía celular", señaló.

Emilio Álvarez Icaza, senador sin partido, afirmó que la constitución de este padrón es propio de regímenes autoritarios, porque "obstaculiza el derecho a la expresión anónima y facilita el monitoreo y control de poblaciones en violación a los derechos humanos y libertades fundamentales".

"Sólo hay 17 países que tienen un padrón de esta naturaleza, todos de corte autoritario, todos de regímenes que violan los derechos humanos: China, Afganistán, Venezuela, allá vamos a incluir a México", apuntó.