Aprovechan reapertura de negocios y abarrotan comercios de Monterrey

·3  min de lectura

MONTERREY, NL., diciembre 19 (EL UNIVERSAL).- Después de dos fines de semana en que miles de establecimientos comerciales en la capital de Nuevo León fueron obligados a cerrar ante un repunte en los contagios, hospitalizaciones y decesos por Covid-19, estos registraron una gran afluencia de clientes que acudieron a comprar regalos, insumos y productos que requieren para las fiestas y celebraciones navideñas.

Las filas con decenas de compradores fueron observadas en el exterior de tiendas de ropa, calzado, jugueterías y regalos, así como en las calles del centro de Monterrey donde están ubicados cientos de puesteros que ofrecen múltiples mercancías desde ropa hasta aparatos electrónicos.

Esta situación se presentó debido a que empleados de las tiendas cuidaron que el aforo no superara el 30%, como exigieron las autoridades de Salud, lo cual provocó que sólo se permitiera entrar a los establecimientos en la medida que otros compradores salieran.

También estuvieron abarrotados los mercados populares, centrales de abasto y supermercados, tras permitirse la reapertura, no obstante que ofrecen productos esenciales como frutas, verduras, lácteos y carnes entre otros.

Algunos compradores que trabajan para negocios o empresas privadas, admitieron que hasta hoy pudieron realizar las compras de regalos y productos para preparar la cena de navidad, porque apenas el viernes o este sábado recibieron su aguinaldo.

Pero no sólo el movimiento de compradores se observó en las calles y establecimientos y plazas comerciales del centro de Monterrey, sino también en los comercios del área conurbada en municipios como Juárez y Guadalupe, entre otros.

El mayor movimiento de personas se registró en la capital, particularmente en la zona comercial de la calle peatonal Morelos, desde Juárez hasta Zaragoza, donde pudo observarse a numerosas familias que con niños en brazos o de la mano, buscaban aprovechar este fin de semana previo a navidad, para adquirir regalos, ropa o calzado.

El flujo de clientes benefició también a los negocios de comidas y restaurantes.

La Canaco de Monterrey destacó que la reapertura de los negocios será benéfica para empresas, que podrán recuperar un poco sus ventas, pero también para clientes y trabajadores, los primeros porque pudieron salir a comprar lo que requieren para navidad, y los segundos porque sienten mayor seguridad de conservar su empleo.

Las medidas de restricción fueron acordadas por el Consejo de Seguridad en Salud, para los días, 5, 6, 12, 13, 19 y 20 de diciembre, luego que a finales de noviembre y principios de diciembre se presentó un repunte en contagios, hospitalizaciones y decesos por Covid-19, al grado que el 7 de diciembre, por primera vez desde que empezó la pandemia en el estado, se alcanzó la cifra récord de 895 contagios para un solo día.

Tras el cierre de negocios, incluyendo los esenciales como mercados y supermercados, los contagios empezaron a disminuir a partir del 8 de diciembre; el viernes de esa semana por primera vez hubo menos de 600 casos al contabilizarse 598 y este sábado se reportaron 594 contagios que se registraron en las 24 horas previas.

No obstante, como secuelas del repunte que hubo hasta el 7 de diciembre, este día hay mil 251 pacientes hospitalizados, la segunda cifra más alta en lo que va del mes, sólo superada por los mil 257 que hubo el primero de diciembre.

Asimismo, hay 310 pacientes intubados en camas de terapia intensiva, la cifra más alta durante el presente mes, que ha ido al alza durante la última semana, desde 246 pacientes en dicha condición que había el 10 de diciembre.