Aprovecha el residuo de café para hacer composta

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- El cuidado del medio ambiente se ha vuelto un tema realmente serio en los últimos tiempos, por lo que muchas personas optan por buscar soluciones ecológicas que los ayuden a aportar su granito de arena en este tema.

Si eres un amante del café y sueles preparar tu bebida en una cafetera, podrás notar que normalmente muchos restos de café molido ya colado quedan en el filtro, y los prefieres tirar. Pero, ¿sabías que puedes reutilizar los pozos de café para abonar tus plantas?

El primer paso para esto es acumular el café ya colado en un lugar seco, lejos de la humedad, ya que esto podría hacer que proliferen hongos o se pudra. Y si prefieres que el proceso sea más rápido puedes acudir a tu cafetería más cercana y pedir los restos de café de algunos días.

Posteriormente, mezcla el abono que has producido con el café molido, estos residuos son ideales para el suelo, ya que pierden toda acidez cuando pasan el proceso de preparación. La textura del café también es una ventaja del mismo, pues su ligereza y granulado permiten la adecuada filtración del agua de riego.

Una de las cosas que más puede preocuparte al tener un jardín son las plagas, por lo que el café también funciona como agente combatiente de estas. Tanto los caracoles como las plagas con enemigas del café, lo que evitará que se acerquen a las plantas.

¿Y con el frío? El café también protege a las plantas de los climas fríos, cuando el suelo es regado y vuelva a estar a temperatura alta, la capacidad de absorción de la acidez será mayor, y las plantas tendrán muchos más nutrientes, gracias al moho.

Es importante utilizar una cantidad pequeña de café, ya que, si se abusa del uso de los granos molidos puede acidificar el terreno. Para contrarrestar este efecto, se pueden utilizar cáscaras de huevo molidas.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que te hagas un café por la mañana, no desperdicies los residuos del filtro, puedes ayudar al medio ambiente, así como a las plantas y al jardín que hayas construido en casa. El café molido posee la misma cantidad de nitrógeno que el pasto recién cortado (2%), por lo que es ideal para fertilizar la tierra.