Lo que podemos aprender de los “genuinfluencers”

·2  min de lectura
Las marcas están repensando su modelo de operaciones en las redes sociales y cada vez buscan más influencers que le aporten contenido de calidad y no solamente imagen
Instagram: @emmyruss

Cuando la marca de lujo Valentino se unió a la aplicación de audio social Clubhouse en junio pasado, lo hizo para presentar su última colección llamada Rockstud Alcove. Para ello no eligió a influencers de la moda ni personalidades que hablasen de la colección, sino que eligió a una periodista, una cantante y una diseñadora de joyas para que exploraran en una conversación junto a los seguidores qué significaba ser un provocador, un valor clave de la marca.

La necesidad de las marcas de conectar de una manera más auténtica con los usuarios saturados de productos o servicios ofrecidos a mansalva y la de las plataformas digitales de mantenerse relevantes ante tanta competencia, están dando paso a contenidos más relevantes, donde la calidad es el foco diferencial que se persigue. “Genuinfluencers” es un término acuñado por la consultora en tendencias de moda WGSN, como una de las tendencias clave de este año. Se refiere a los creadores de contenidos que sobresalen por ser genuinos en su modo de comunicar, que están más interesados en hablar de ideas más que de ellos y de difundir información interesante en lugar de impulsar un nuevo producto o servicio. Suelen destacarse por su contenido de alta calidad más que por su número de seguidores y se concentran en la originalidad, relevancia y en el valor que están aportando a sus comunidades.

Marcas vs. influencers: De aliados a competidores

Piensen en sus experiencias en las redes sociales. ¿Cómo eligen qué consumen y que no? ¿A quién le creen y a quién no? ¿Qué los satura y qué los atrae? “Hoy las plataformas están batallando por la adquisición de creadores y por mejorar la calidad de los contenidos. La batalla por la atención hace que a mayor calidad, mayor atención. Por otro lado, si nos pensamos como consumidores, es lo que estamos buscando es buen contenido. Tenemos demostrado que las campañas con contenidos relevantes, que no rompan el contrato de lectura entre el creador y su audiencia, funcionan mucho mejor que los que son intervenidos por marcas o que son similares a tantos otros”, explica Juan Marenco, CEO de Be Influencers, agencia digital especializada en cultura de la influencia.

Pensando en esto es que les propongo pensar ¿Cómo son sus aportes en las redes sociales? En Linkedin o Twitter por ejemplo. ¿Cuántos de sus últimas intervenciones son para ofrecer su producto, su servicio, para contar logros personales o mostrar un nuevo diploma de un curso digital y en cuántos creen que han aportado valor a quienes los leen, compartieron información que suma para su industria o abrieron una discusión interesante con sus seguidores? Pensar y trabajar el valor que aportamos con nuestras intervenciones nos llevará a usar las redes de una manera en la que no será necesario contar “lo buenos que somos”, porque nuestro hacer hablará por si mismo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.