¿Cómo aprender y enseñar inglés a través de la traducción audiovisual?

<a href="https://www.shutterstock.com/es/image-photo/happy-attractive-young-professional-female-blogger-2074340146" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:fizkes / Shutterstock;elm:context_link;itc:0;sec:content-canvas" class="link ">fizkes / Shutterstock</a>

¿Le gustaría poder estudiar inglés subtitulando y doblando vídeos? Hemos comprobado que este método de aprendizaje de lenguas, que se conoce como traducción audivisual didáctica (TAD), es muy eficaz.

Y hemos creado una plataforma en la que podrá hacerlo gratuitamente. Gracias a este recurso, los estudiantes podrán hacer un uso activo de la tecnología, de los medios audiovisuales y de la traducción audiovisual (TAV), creando sus propias versiones (dobladas, subtituladas, audiodescritas, etc.) de una de serie de vídeos cuidadosamente seleccionados.

Un proyecto nacional convertido en plataforma

El equipo del Proyecto I+D+i TRADILEX (que finalizó en mayo de 2023) ha trabajado intensamente durante 3 años para consolidar la TAD como disciplina académica, y para poder ofrecer un resultado tangible, público y gratuito a la sociedad: una plataforma donde se puedan practicar las destrezas en lengua extranjera (de momento, solo el inglés) de modo integrado e interdisciplinar (a través del soporte tecnológico y audiovisual).

Para llegar a este punto, nos basamos en parte en proyectos anteriores similares como Clipflair, PluriTAV o los proyectos del grupo ARENA de la UNED. Con una muestra de 566 participantes, y tras llevar a cabo rigurosos análisis estadísticos de los datos recopilados a través de los diferentes instrumentos, se concluyó que la diferencia entre las calificaciones obtenidas antes, durante y después de la intervención, es estadísticamente significativa, y que las cuatro competencias evaluadas (listening, reading, speaking y writing) mejoran considerablemente y conjuntamente gracias a la TAD.

¿Qué tipo de actividades contiene?

La plataforma cuenta, por el momento, con 60 tareas de una hora estimada de duración: 30 de nivel B1 y 30 de nivel B2. Dentro de cada bloque de 30, hay seis secuencias de seis tareas cada una, separadas por modalidad de traducción audiovisual: secuencia de subtitulación, secuencia de voces superpuestas, secuencia de doblaje, secuencia de audio descripción y secuencia de subtitulación para sordos. Si se quieren hacer todas, lo recomendable es hacerlas en este orden, que es el que aparece en la página de inicio.

La plataforma permite al usuario registrarse como profesor o como alumno y, en este último caso, como estudiante independiente o vinculado a un ‘aula’ que un profesor haya creado previamente. También existe un acceso de ‘invitado’ para el que quiera solo echar un vistazo, aunque tiene restringidas bastantes funcionalidades.

El profesor o profesora que quiera crear un aula tiene un manual en lengua inglesa, disponible en la propia web, para ayudarle a entender la metodología desde una perspectiva docente. Pero si usted es alumno por cuenta propia, no se preocupe, todas las tareas de la plataforma cuentan con respuestas de auto-corrección pensadas para el auto-aprendizaje.

Estructura en cuatro fases

Todas las tareas (diseñadas en forma de unidades didácticas o lesson plans que giran alrededor de un vídeo con un contenido concreto) tienen la misma estructura.

Se dividen en cuatro fases: calentamiento (warm-up), visionado de un vídeo (video viewing), traducción audiovisual de un fragmento del vídeo (AVT task) y tarea de consolidación (Post AVT task). La primera fase se centra en tareas de recepción escrita, gramática y vocabulario que permitan familiarizarse con aspectos culturales y lingüísticos del vídeo con el que se trabajará más adelante.

En segundo lugar, el alumnado debe hacer un visionado activo del vídeo. Para ello, cada lección contiene una serie de preguntas minuciosamente pensadas para que antes de pasar a la fase de traducción audiovisual (TAV) la comprensión esté asegurada.

La fase principal es la de TAV, puesto que es aquí donde el alumnado debe llevar a cabo la tarea de crear sus propios subtítulos, doblar, audiodescribir, etc., siguiendo la combinación lingüística establecida en las instrucciones de la tarea. Finalmente, si se trabaja con modalidades de subtitulado, y con el fin de desarrollar las destrezas de forma integrada en cada lección, se propone una tarea de producción oral. En caso contrario, con las modalidades de relocutado, se sugieren especialmente tareas de producción escrita.

Los vídeos están seleccionados de acuerdo con el nivel de conocimiento de la lengua (B1 o B2) y con la modalidad de TAV que se aplica en cada caso; al ser vídeos auténticos (es decir, no adaptados para estudiantes de idiomas), en la mayoría de los casos la fase de visionado ofrece subtítulos como apoyo, ya sean en castellano o en inglés, dependiendo de la dificultad del vídeo y de la tarea de TAV que se requiera en la lesson plan correspondiente.

¿Qué obtiene la sociedad de ello?

La ciencia y la sociedad deben permanecer en diálogo constante para construir colaborativamente un presente y un futuro más fecundos. En este sentido, el proyecto nacional TRADILEX ha querido culminar el trabajo de tres años con la creación de esta plataforma virtual en la que poder practicar idiomas a través de la Traducción Audiovisual Didáctica de una forma sencilla.

Es decir, sin requerir conocimientos técnicos ni descarga previa de vídeos ni software de edición de subtítulos o de edición de vídeo, de modo que el alumnado pueda hacer sus tareas de subtitulado o relocutado de forma fácil e intuitiva.

Además, el diseño metodológico previo de las unidades didácticas o lesson plans va más allá de realizar tareas sueltas de subtitulado o relocutado: cada tarea aparece rodeada por actividades previas y posteriores en la estructura explicada más arriba.

Una de las ideas subyacentes al proyecto TRADILEX era romper brechas lingüísticas y digitales a través de la creación de una metodología flexible y respaldada por el rigor de los estudios lingüísticos y de traducción, que pueda ofrecer mayores posibilidades para el aprendizaje de lenguas en línea gracias a la TAD.

Horizonte futuro

El grupo Tradit seguirá trabajando en la consolidación de la TAD, a través de estudios futuros, con muestras mayores a ser posible, y aplicando las tecnologías emergentes correspondientes. Pero también tiene una línea clara y preferente de investigación que consiste en la formación del profesorado de idiomas, para que cada vez más docentes puedan hacer uso de esta metodología en su aula.

Entre tanto, ponemos a su disposición tradilex.es, para aprender inglés desde una perspectiva más lúdica y que se adapta a la perfección al modo de vida multimodal y tecnológico actual.

Antonio Jesús Tinedo-Rodríguez recibe fondos de Escuela Internacional de Doctorado de la UNED (contrato FPI), y está adscrito al Departamento de Filologías Extranjeras y sus Lingüísticas de la UNED.

Alberto Fernández Costales no recibe salario, ni ejerce labores de consultoría, ni posee acciones, ni recibe financiación de ninguna compañía u organización que pueda obtener beneficio de este artículo, y ha declarado carecer de vínculos relevantes más allá del cargo académico citado.