Apple y Xiaomi muestran el futuro de los videos hechos con el celular usando fotografía computacional

·4  min de lectura
El iPhone 13 Pro y el Xiaomi 11T
El iPhone 13 Pro y el Xiaomi 11T

Ayer fue el turno de Apple, con la presentación de los nuevos iPhone 13, y una función singular: el modo cine (cinematic, en inglés). Hoy le tocó a Xiaomi con los smartphones 11T y 11T Pro, y una opción de nombre igualmente sugerente: cinemagia (cinemagic, tal como lo nombra la compañía). Ambas compañías (el trío líder mundial, junto a Samsung) mostraron lo que puede hacerse cuando se combinan ópticas, sensores, procesadores de gran capacidad y la fotografía computacional, ese concepto que hizo relativamente popular Google con sus teléfonos Pixel (aunque existe hace mucho, sobre todo en astronomía) y que refiere al uso de algoritmos y técnicas diversas para mejorar lo que puede capturar un sensor de la cámara de un teléfono.

Google lo aplicó durante años para lograr, con una única cámara, una calidad fotográfica superlativa; Samsung, Apple, Huawei y otras compañías lo han ido sumando a lo largo de los años para mejorar lo que pueden lograr con los cristales y los sensores. El mejor ejemplo lo dieron Apple y Xiaomi entre ayer y hoy: permiten grabar videos y replicar, vía software, cosas que antes requerían focos variables, camarógrafos y mucho conocimiento. Y todo esto, más allá del resto de las prestaciones que tienen ambas familias de teléfonos (la del iPhone 13 y la del Xiaomi 11T y 11T Pro), que incluyen lo más avanzado disponible hoy en hardware y en software.

El proceso de la fotografía computacional, de la captura de la imagen inicial con la lente y el sensor al posprocesamiento en el teléfono para lograr algo nuevo
El proceso de la fotografía computacional, de la captura de la imagen inicial con la lente y el sensor al posprocesamiento en el teléfono para lograr algo nuevo


El proceso de la fotografía computacional, de la captura de la imagen inicial con la lente y el sensor al posprocesamiento en el teléfono para lograr algo nuevo

Modo cine

En el caso de Apple, el modo cine permite “grabar a personas, mascotas y objetos con un increíble efecto de profundidad y cambios de enfoque automáticos para que todo el mundo pueda inmortalizar momentos con calidad de cine incluso sin tener experiencia profesional. Para un mayor control creativo, se puede cambiar el enfoque durante y después de la toma, y los usuarios también pueden ajustar el nivel de bokeh directamente en la app Fotos y en iMovie para iOS, y próximamente en iMovie para macOS y Final Cut Pro 5, haciendo de esta gama los únicos dispositivos que permiten editar el efecto de profundidad de campo en un vídeo después de la grabación.”

Así lo muestra en un video grabado con un iPhone 13, donde la compañía muestra algo que ya permitía con las fotos (jugar con la profundidad de campo para desenfocar el fondo en un retrato, lo que suele llamarse bokeh), pero ahora aplicado al video; Huawei incluyó algo similar hace años con el P30, pero mucho más rudimentario.

El modo cine depende de buenas cámaras, un procesador poderoso (en este caso, un A15 Bionic), capaz de gestionar la información que le mandan las cámaras del teléfono, guardarla y mejorarla, incluyendo la distancia focal que permita, luego, modificar qué elemento está en foco en la toma, si lo que está en primero o segundo plano (más o menos cerca de la cámara). Y encima lo hace en HDR y con Dolby Vision.

El modo cine del iPhone 13 permite usar ambas cámaras traseras para jugar con el desenfoque del fondo y pasar de uno a otro en forma automática
Apple


El modo cine del iPhone 13 permite usar ambas cámaras traseras para jugar con el desenfoque del fondo y pasar de uno a otro en forma automática (Apple/)

Cinemagia

En el caso de Xiaomi, la combinación del Snapdragon 888 y las tres cámaras traseras permite, en el momento de grabar un video, hacerlo aplicando algunos efectos que antes requerían un movimiento físico, y que ahora se hacen por software, como el “dolly zoom”, un truco que consiste en hacer un acercamiento sobre una persona mientras la cámara se aleja, algo que ahora es posible hacer como una función extra del teléfono, lo mismo que cambiar un fondo por otro (al estilo de la pantalla verde que se usa en cine y TV), algo que igual es posible para fotografía en smartphones hace años).

Lo que hace Xiaomi es aprovechar la capacidad computacional del teléfono para reconocer quién está en primer plano, cómo se separa del fondo, y cómo se puede diferenciar entre uno y otro. La compañía también permitirá otros trucos, como video con macro, o una imagen en movimiento espejada (la compañía lo llamada caleidoscopio), o videos con el macro, algo igualmente inusual en una cámara de celular. A propósito, Apple también incorpora la fotografía y el video con macro en el iPhone 13, lo mismo que el uso de cámara rápida (time lapse) para ambas compañías.

Algunas de las funciones que incorpora Xiaomi en el 11T y 11T Pro
Algunas de las funciones que incorpora Xiaomi en el 11T y 11T Pro


Algunas de las funciones que incorpora Xiaomi en el 11T y 11T Pro

Por supuesto, una cosa es lo que muestran las compañías en los videos de presentación y otra, muchas veces, la que puede lograr alguien en su casa. Falta que podamos probar efectivamente las funciones de ambos teléfonos y encontrar sus límites y fortalezas, y no es una mala idea esperar a ver cómo responden Samsung, Huawei o Google a estas ideas. Como fuere, es una gran noticia para todas las personas que buscan cómo hacer mejores videos, sea para TikTok, atesoramiento familiar o para dar rienda suelta a su creatividad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.