Apple TV+ actualiza idealismo de "La costa de los mosquitos" en nueva serie

Agencia EFE
·3  min de lectura

Los Ángeles, 29 abr (EFE News).- Cuando a Justin Theroux ("Mulholland Drive") le llegó la oportunidad de protagonizar la nueva serie de Apple TV+, pudo hacer algo en la mano de muy pocos actores. Llamó a su tío Paul para hablar del personaje que ideó hace 40 años.

En búsqueda de su propia serie de culto, la tecnológica ha apostado por actualizar "La costa de los mosquitos", el libro con el que Paul Therooux conquistó a una generación de idealistas.

Su adaptación al cine en 1986 reunió a Harrison Ford y Helen Mirren en una cinta que, a pesar de su complicado estreno, aún arrastra a fieles defensores.

Después de unos años en los que las series de televisión daban su salto a la gran pantalla, Apple TV+ se ha sumado a la nueva corriente, la de las películas que se adaptan a la pequeña pantalla.

La nueva "La costa de los mosquitos" toma la novela de 1981 como punto de partida para narrar una ficción menos romántica y algo más oscura que el largometraje original.

"En la serie vamos a tener más horas para contar la historia, no tiene tantos puntos de actualidad como la película o el libro pero mi personaje opina mucho. Es crítico con el capitalismo, las personas sin techo y la cultura estadounidense de no cesar de consumir", explica a Efe Theroux, el actor y sobrino, desde su casa en Nueva York.

Theroux toma el relevo a Harrison Ford para encarnar a Allie Fox, ese inventor idealista que escapa con su familia a uno de los rincones más recónditos de América Latina.

UNA SERIE MENOS IDEALISTA Y MÁS OSCURA

Pero el nuevo guion elaborado por Neil Cross y Tom Bissel actualiza aspectos de la trama. Por ejemplo, los teléfonos inteligentes están prohibidos en su huida y hay un elemento de persecución que añade un punto de psicosis al viaje, ya que el gobierno estadounidense persigue a la familia por un pasado criminal. Incluso el FBI está a punto de darles caza.

Es aquí donde la serie, que se estrena este fin de semana en todo el mundo, se diferencia más de la novela para asemejarse más a fenómenos oscuros como "Breaking Bad" y "Ozark".

Mientras se encaminan a la paradisíaca Costa de los Mosquitos, la familia de la ficción se encuentra con cárteles de la droga y otras organizaciones criminales que alteran los -ya de por sí endebles- planes de huida.

El protagonista es, más que nunca, un antihéroe cuyas intenciones aparentemente buenas pecan tanto de egoístas como de idealistas. Algo habitual tanto en los firmes defensores del "sueño americano" como en los que, al igual que Fox, quieren alejarse lo más posible de ese estilo de vida.

"Soy muy cauto cuando escojo un proyecto de televisión porque uno no sabe si interpretará ese personaje por 8 años o más. Tienen que ser personajes complejos y con una evolución", argumenta el actor tras su trabajo en la serie "The Leftovers".

Hay puntos en común con la película, como la granja de espárragos que gestiona la familia, aunque el papel femenino de la ficción de Apple, interpretado por Melissa George, tiene mucho más que decir sobre los negocios que el que encarnó Helen Mirren bajo el nombre de "madre".

La actriz ni siquiera leyó la novela para no condicionar al personaje: "Ella no es una voz en silencio como en el libro, adquiere mucha personalidad", aseguró George en una entrevista.

Con sus siete primeros capítulos, "La costa de los mosquitos" espera atraer a un público sediento de dramas complejos y con implicaciones políticas. Como Walter White en "Breaking Bad" y Saul Goodman en "Better Call Saul", el personaje de Allie Fox tiene tanto de bueno como de malo.

Harrison Ford siempre apoyó la película, a pesar de su fracaso comercial. Entonces los gustos eran otros y en 2021 quizás la audiencia está más abierta al pesimismo, sobre todo en la pequeña pantalla.

(c) Agencia EFE